En Vivo

Keiko también visitó a Ollanta Humala

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Expreso

EL FIN DE SEMANA, EN EL PENAL DE BARBADILLO

Saludo protocolar de lideresa de FP a su exrival en las elecciones de 2006 y 2011 se realizó a pedido e insistencia de su padre, según fuentes a las que EXPRESO accedió en exclusiva.

La ‘celda’ de Humala era el dormitorio del director del penal. Para hacerle espacio, trasladarán los gallos de pelea que cría Alberto Fujimori.

Nuevos detalles de una inesperada y singular visita, con perfil bajo, que recibió el expresidente Ollanta Humala en el penal de Barbadillo –y pinceladas inéditas de las condiciones en que llegó y vive actualmente el líder nacionalista junto a su vecino, el también exmandatario Alberto Fujimori– fueron obtenidos por EXPRESO en exclusiva ayer martes.

Ello en tanto su defensa [y también la de Nadine Heredia] formalizaba un recurso de apelación ante la Sala Penal Nacional de Apelaciones del Poder Judicial contra la prisión preventiva de 18 meses que afronta el exdignatario.

LO CORTÉS NO QUITA LO VALIENTE
Sabido es que a diferencia de su hermano, el díscolo congresista Kenji Fujimori, la lideresa de Fuerza Popular (FP), Keiko Fujimori, es partidaria del perfil bajo. Es por ello que, sin bombos ni platillos, aprovechó la visita que efectuó el fin de semana a su padre para saludar a su archirrival y némesis Ollanta Humala.

En realidad, según las fuentes de EXPRESO, lo hizo apretando los dientes y solo por complacer a su padre, tras un diálogo por momentos tenso en el que la ex candidata presidencial le recordó a su progenitor que Humala se había burlado de la familia Fujimori al darles la esperanza, no una sino hasta dos veces, que indultaría al expresidente.

“Lo cortés no quita lo valiente”, habría replicado Alberto Fujimori. Keiko finalmente dio su brazo a torcer y ‘tocó la puerta’ del ‘vecino’.

Según las fuentes, recuperado de la sorpresa, Humala estrechó con calidez la mano tendida, con británica frialdad, por su exrival en las elecciones de 2006 y de 2011. El encuentro fue breve pero cargado de simbolismo.

Momentos más tarde, al regresar a la celda de su padre, Keiko no pudo menos que admitir el impacto emocional provocado por las carencias que enfrentaba Humala. Fujimori esbozó una de sus conocidas sonrisas inescrutables y únicamente comentó a su hija: “te lo dije”.

SIN NADA
Y es que, siempre según las fuentes con las que conversó este diario, el arribo de Humala a Barbadillo tomó completamente por sorpresa a los encargados de administrar ese singular presidio, que al parecer estaban convencidos de que el expresidente iría a dar con sus huesos a la cárcel de Piedras Gordas.

Por ello, recién a las dos de la tarde del viernes, muy poco antes de que aterrizara el helicóptero que transportaba al exdignatario, empezaron a la carrera algunos arreglos precarios.

Tanto así que, en realidad, la ‘celda’ de Humala era, hasta ese día, el dormitorio del director del penal, situada muy cerca del ambiente donde pernocta Alberto Fujimori. Solo separa a ambos expresidentes una puerta de fierro, lo que, de paso, no haría improbable, en el futuro cercano, que ambos presos puedan establecer algún tipo de contacto, o al menos saludarse.

Ello, claro está, si el preso más veterano de Barbadillo toma con buen humor y resignación la decisión que, según las fuentes, se ha adoptado para hacerle más espacio a Humala: trasladar a otro lado sus queridos gallos de pelea…

PJ admite apelación de Ollanta y Nadine
El juez Richard Concepción Carhuancho, titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, declaró admisible el recurso de apelación presentado por las defensas de Ollanta Humala y Nadine Heredia, pedido que se elevará a la Sala Penal Nacional.

Tras la decisión del juez Concepción Carhuancho, los recursos de apelación procederán a ser evaluados por la Segunda Sala Nacional de Apelaciones a cargo de César Sahuanay.

En opinión del abogado de Humala, Julio César Espinoza, el Poder Judicial debe estar tomando una decisión con relación a los recursos que fueron presentados contra la prisión preventiva en el plazo de una semana.

Por su parte, el abogado de Nadine Heredia, Wilfredo Pedraza, afirmó que “hay un daño irremediable. Solo reitero algo: pocos políticos en el país, quizá ninguno o muy pocos, tendrán la entereza de entregarse”.