JIMÉNEZ SARDON: REGIÓN PUNO NO CUENTA CON PLAN DE CONTINGENCIA CONTRA LA PANDEMIA  

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 08 de abril de 2020.- Rolando Jiménez Sardón, analista político y docente universitario, sostuvo que la gobernación regional de Puno no implementó en cuatro meses un plan de contingencia para contener a la pandemia en la región. Dijo que están ocurriendo casi 30 fallecidos diarios por el COVID-19 por falta de oxígeno en los hospitales. 

“El subdirector del hospital, que dio positivo para el COVID, ha entregado el establecimiento al gobernador porque no hay médicos ni enfermeras. Esto hace que sea muy critica la situación sanitaria en Puno. En la actualidad tenemos 280 muertos en un tiempo corto. No tenemos una planta de oxígeno”, dijo. “Entre ayer y hoy ha habido casi 30 fallecidos, entonces la situación sanitaria en Puno es gravísima”, reiteró a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Si hablamos que tenemos que priorizar la salud, vamos a postergar el desarrollo económico de la región, que está basada la agricultura, ganadería y turismo, dijo. Asimismo, sostuvo que la gran cantidad de empresas son pequeñas y medianas, las mismas que no ha sido beneficiadas en su mayoría por Reactiva Perú. “Se tiene que hacer un reordenamiento de ese programa para que llegue a las pymes y a los agricultores”, comentó.

Respecto a la descentralización, argumentó que es necesario diferenciar este proceso de la desconcentración administrativa que, en su opinión, es lo que hemos tenido hasta el momento en el país. Esta situación hace que los gobiernos regionales, al margen de la capacidad de los gobernadores, tengan que pedir autorización a Lima para efectuar el desarrollo de cualquier actividad económica”, explicó.

Crisis política nacional

Jiménez Sardón comentó asimismo que ante la crisis de la pandemia que ha provocado la actual recesión, nos encontramos frente a una crisis política generada por el Congreso en la que también existe responsabilidad del Ejecutivo. Manifestó su esperanza de que el premier Walter Martos tenga la posibilidad de establecer un diálogo con el Congreso para evitar estas fricciones.

“Veo con preocupación la ratificación del ministro de Educación. Si bien es cierto el presidente ha anunciado que va a continuar con la reforma universitaria, podría haber dado una señal importante si es que cambiaba a este ministro que tiene un pedido de interpelación. El enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo continúa y esto no hace   bien nadie”, anotó.

Sobre la propuesta de vacar al presidente Vizcarra, respondió que nadie está de acuerdo con su política, pero propugnar su vacancia seria ahondar la crisis política. “Eso significaría cambiar todo el aparato gubernamental y traería más problemas. No estamos para ese tipo de ensayos. Es una opinión desafortunada del congresista Jesús Arapa de mi región”, remarcó.

Ver entrevista…