En Vivo

JESSICA AGUILAR: LA ECOGRAFÍA ES UN MÉTODO DE DIAGNÓSTICO QUE DEBE PRACTICARSE UNA VEZ AL AÑO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Directora del Centro Diagnóstico San Miguel destacó también el bajo costo de las ecografías, en relación a otros tratamientos más complejos como la tomografía y la resonancia magnética.    

RCR, 5 de diciembre de 2019.- La ecografía es un procedimiento de diagnóstico que toda persona debería practicarse al menos, una vez al año, recomendó la médico especializada en Radiología, Jessica Aguilar.

“En el caso de las damas, que una vez año se realicen una ecografía de mamas o una ecografía transvaginal. En el caso de las mamas podemos detectar un quiste o un nódulo sospechoso de malignidad. En ele de la ecografía transvaginal, les evaluamos el útero y los ovarios.  En el caso del varón, una ecografía de próstata, una ecografía de riñones, es bastante útil. Es muy importante evaluar el volumen prostático con nuestro método”, subrayó.

En ese sentido, resaltó la importancia preventiva que significa de la realización de una ecografía para el paciente.

“La ecografía es una herramienta muy útil en manos capacitadas. Es una herramienta absolutamente inocua, de fácil acceso y económica. Es una herramienta muy noble, mediante la cual nosotros detectamos lesiones, tanto en órganos internos, como –incluso- en extremidades y  lesiones cutáneas. Podemos hacer ecografía, desde la cabeza hasta los pies”, aseveró.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Aguilar destacó también el bajo costo de las ecografías, en relación a otros tratamientos más complejos como la tomografía y la resonancia magnética.

“Es el método más económico. Así que los costos de una ecografía son mucho más bajos que el  costo de una ecografía o de una resonancia magnética”, remarcó.

Tras incidir en la importancia de que las ecografías sean realizadas por médicos especialistas en radiología, la directora del Centro Diagnóstico San Miguel indicó que dichos expertos serán los encargados de detectar lesiones pequeñísimas a los pacientes y, sobre todo, “para poder determinar si esa lesión es benigna o maligna y, así, ayudar al tratamiento”.

“Es de mucha utilidad. Por ejemplo, en el abdomen, nosotros evaluamos el hígado. Si detectamos alguna lesión, algún nódulo, podemos determinar si es sospechoso o no de malignidad.  En una mujer que ya tiene el antecedente de cáncer de mama, hacemos nuestros chequeos posteriores y una ecografía de abdomen para determinar si el cáncer ya llegó o no al hígado”, especificó.

La especialista refirió igualmente que en promedio de duración del examen de una ecografía varía entre los quince a una hora, dependiendo de la complejidad de la posible enfermedad a detectar o el tejido a avaluar.

“Nosotros empleamos ondas sonoras que generan una vibración. Y nuestro mismo cuerpo da un eco de interacción y llega a nuestro ecógrafo. Y recibimos múltiples ecos para formar la imagen. Dependiendo de cada tejido, la imagen es totalmente diferente”, detalló.

Al referir que el diagnóstico de las ecografías se aproxima a la enfermedad a detectar, precisó la diferenciación entre tejidos que accesibles de evaluación por los ecógrafos de los que no son, como los huesos y los ganglios del intestino, en el caso de los últimos.

“Pero otros tejidos que tengan suficiente irrigación sanguínea, como, por ejemplo, el hígado, los riñones. Que tengan líquido, como la vejiga y la vesícula biliar, van a ser, con bastante posibilidad, evaluados por este método “, especificó.

Ver entrevista