En Vivo

IPE: INVERSIONES MINERAS EN EL PERÚ SE COMPLICARÍAN EN MEDIANO PLAZO SI PERSISTIESE CONFLICTIVIDAD SOCIAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE), Diego Macera, manifestó también que la declaratoria de emergencia de varios tramos del corredor minero del sur, es el último recurso, por parte el gobierno, ya que el proceso de diálogo “ha llegado a un punto muerto”

RCR, 16 octubre 2019 .-  El panorama de la captación de inversiones mineras en el Perú tendería a complicarse en el mediano plazo, en caso la conflictividad social se mantenga y la inestabilidad política disuada a los inversionistas, advirtió el gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE), Diego Macera.

“Posiblemente, hacia el 2020, tengamos un pequeño incremento en inversiones. Pero el tema se empieza a complicar en el mediano plazo. Porque aquí ya no tenemos tantas inversiones comprometidas. Y los inversionistas pueden parar y decir: Conviene o no seguir adelante, empujando y metiendo millones de dólares en estos proyectos, que yo no sé si van a tener viabilidad o no, una vez que intente empezar a construirlos”, enfatizó.

Agregó que dichos inversionistas podrían referenciarse perfectamente a lo acontecido con el proyecto minero Tía María, “que tiene todas las licencias habidas y por haber, pero no puede empezar”; o por lo que está ocurriendo con la mina Las Bambas, en la que ellos dicen: “ya empecé a construir, estoy produciendo y me bloquean”.

En todo caso, sostuvo que las inversiones mineras que ya están comprometidas y en operación, “tendrán que seguir su curso”, y lo harán “en la medida de lo, posible”.

“Allí la más grande es, quizás, Quellaveco (región Moquegua), Pero hay varias más. Un tema pendiente y bastante sensible es que vaya a pasar con Tía María. El comunicado (de la Consejo de Minería) tiene que venir en las siguientes semanas. Y eso va ser un tema fundamental de mensaje a los inversionistas mineros de cómo está viendo el gobierno la situación”, remarcó.

El economista explicó igualmente que los principales factores para el desarrollo de la inversión minera en un país son: 1- la geología, si el mineral existe o no; 2-  Cuáles son los costos y la infraestructura de un país: 3-  Qué tan amigo es el ambiente de inversiones en el país.

“¿El gobierno va a apostar por una minería responsable? ¿Va a hacerse también responsable de que las vías estén liberadas? ¿Tenemos un marco tributario claro y justo? Son todos estos temas de regulación y de política que juegan un papel absolutamente determinante en si las inversiones o vienen al Perú”, aseveró.

El riesgo de la predictibilidad en la inversión

Tras recordar que la minería es actividad productiva en la que competimos con otras naciones, indicó que si un país no puede garantizar las condiciones mínimas de predictibilidad sobre la inversión, “la plata se va a ir a otro lado”.

Especificó que, en la minería, dos son los puntos problemáticos para impulsar los proyectos de inversión: 1- la burocracia de un sector sobre burocratizado, con infinidad de permisos y licencias que demoran años de años; y 2- la conflictividad social.

“Un punto que teníamos más o menos manejado, era el arreglo institucional del sector (minero). Eso ya lo teníamos en una condición predecible. Ahora, hemos abierto en un nuevo espacio con la propuesta de la nueva Ley General de Minería. Hay una visión distinta de los gobernadores regionales. El propio presidente (Martín Vizcarra) ha planteado una nueva Ley General”, apuntó,

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Macera manifestó también que la  declaratoria de emergencia de varios tramos del corredor minero del sur, es el último recurso, por parte el gobierno, ya que el proceso de diálogo “ha llegado a un punto muerto”, y donde las pretensiones de ciertas comunidades son ilegales, hasta cierto punto. .

“Aquí es difícil decir (que) la culpa la tiene solamente el Ejecutivo, o que la culpa la tiene solamente la mina, o que la culpa la tiene solamente la comunidad. Y en el proceso de diálogo, además., tiene que primar ña buena fe”, aseveró.

Insistió en que la mantención del bloqueo del corredor minero del Sur significa un grave problema para el país, “por la mala imagen que se da adentro y afuera a los inversionistas que estén pensando en un nuevo proyecto, sea en Apurímac o en otra región del Perú”.

Crecimiento del Perú no es suficiente para reducir pobreza

Macera estimó igualmente que la cifra del crecimiento económico proyectado para el Perú, en el 2019, está en alrededor del 2.5 %, aunque “no sería sorprendente que terminemos unas décimas más abajo”, lo cual –anotó- es una puntuación sumamente baja para nuestro país.

“Un país más pobre, relativamente hablando, como el Perú, debería crecer a tasas mucho más altas…  Y, de hecho, el mundo está creciendo más rápido que el Perú”, puntualizó.

En ese contexto, advirtió que el Perú requiere crecer por encima del 3.5 ó 4 % para reducir la pobreza “de manera levemente significativa”

“Y si no estamos creciendo por encima de esa tasa, tampoco estamos generando empleo formal.   Un punto del PBI, en ese sentido, te puede hacer muchísima diferencia”, concluyó,

Escuchar Entrevista