En Vivo

INVERSIONES MINERAS SE VAN A REDUCIR AL CIERRE DEL 2022 Y EN EL 2023 POR INCERTIDUMBRE POLÍTICA Y REGULATORIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 18 de noviembre de 2022.- Víctor Fuentes, economista jefe del Instituto Peruano de Economía (IPE), dijo que las inversiones mineras se van a reducir al cierre del 2022 y en el 2023, debido a la incertidumbre política y regulatoria. Precisó, por ejemplo, que Las Bambas ha reducido su producción por los bloqueos y Sulfuros Yanacocha ha postergado el inicio de sus inversiones para el 2024.

“Las inversiones privadas vienen mal. Los principales indicadores adelantados, que son, por ejemplo, las importaciones de bienes de capital, el consumo interno de cemento, la construcción de equipos y maquinarias nacionales muestran que la inversión privada habría caido más o menos un 2% durante el tercer trimestre del 2022 y esto tendría un efecto más pronunciado durante el cuatro trimestre en la medida que Quellaveco dejaría su fase inversión y ha empezado su fase de producción. Este cierre de la inversión privada en negativo se extendería hasta la primera parte del 2023”, dijo.

Señaló que, además de una menor inversión minera, también tendríamos una menor inversión privada en infraestructura. “La ejecución de la autopista de El Sol que conecta Trujillo con Sullana y la Línea del Metro 2 de Lima viene retrasada por la liberación de predios. En esa misma línea la inversión inmobiliaria estaría empezando a moderarse dado que las nuevas colocaciones de créditos hipotecarios han empezado a registrar tasas más altas”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Remarcó que existe una incertidumbre política y regulatoria bastante complicada, que le añade más desconfianza a los inversionistas. Desde el lado externo, es menos favorable. “El crecimiento del mundo es menos positivo, lo que ha significado que los precios de las materias primas que exportamos se ajusten. Las políticas inflacionarias en el Perú y en el mundo han significado condiciones financieras más restrictivas. Vemos un panorama complicado para las inversiones hacia el cierre del 2022 y también para el 2023”, afirmó.

Manifestó que uno de los principales sectores más afectados va a ser el sector minero. “Tiene el impacto negativo de la incertidumbre regulatoria, una política de la agenda 19 que impuso el Ministerio de Trabajo, sino que además enfrenta conflictos sociales mineros bastante fuertes”, expresó.

“Las Bambas, uno de los proyectos minero más grandes del Perú y del mundo, ha reducido su nivel de producción y la expansión proyectada en su unidad minera Challcobamba se extienda al futuro. Sulfuros Yanacocha ha cambiado su fecha de inicio de inversión para el 2024. En general no tenemos un proyecto de inversión en camino de talla mundial”, precisó.

También mencionó que uno de los principales éxitos en cuanto a desarrollo económico y social han sido las agroexportaciones. “En los últimos 20 años las agroexportaciones se han multiplicado por 20 y ahora representan casi la mitad de las exportaciones no tradicionales excluyendo las exportaciones mineras tradicionales de cobre, oro, plata y zinc, etcétera”, apuntó.

“Las agroexportaciones representan un sexto de las exportaciones no tradicionales. Es uno de los sectores de mayor dinamismo. Nos hemos convertido en uno de los principales agroexportadores. Es un sector requiere de muchos trabajadores y en general el salario que se le paga los trabajadores está bastante por encima del salario promedio de otros sectores económicos. En este periodo de caída de la pandemia y la recuperación más o menos la mitad de los empleos han sido generados por la industria agropecuaria”, subrayó.