Internos de penal de Puno fabrican máscaras y trajes de fiesta de La Candelaria

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Empresarios muestran interés por productos.

Puno, ene. 27. Más de 500 bailarines que participarán de la Festividad de la Virgen de la Candelaria, vestirán capas, caretas, matracas y trajes multicolores fabricados tras las rejas por los internos del establecimiento penitenciario de Puno, se informó.

El Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) resaltó que existen múltiples pedidos hechos fuera del recinto por empresarios que reconocen la calidad y finos detalles de los productos elaborados por los internos de este penal.
 
El penal de Puno a la fecha alberga a 740 internos de los cuales el 80 por ciento realiza trabajos de producción como carpintería, manualidades y otros, y de ellos 118 están dedicados a la confección de trajes, los cuales trabajan con esmero y dedicación, para lograr los trajes más vistosos y resaltantes de la gran Festividad de la Virgen de la Candelaria.
 
 
Alan Apaza Condori, responsable de los talleres del Área de Trabajo del recinto penal, indicó que los internos trabajan en 4 talleres, y señaló que gracias al desarrollo de estas labores elInpe fomenta la reinserción de los internos, además de brindarles una alternativa para la manutención de sus familias.
 
“Este es un trabajo de fe y esperanza”, indica Juan Carlos Flores Zacari, interno que está dedicado a realizar estas labores. Sus manos hacen maravillas con finos hilos multicolores que borda y dan vida a trajes que se usarán desde este 2 de febrero, fecha que se inicia la Festividad de la Virgen de la Candelaria.
 
Odeón Villafuerte es otro recluso que está dedicado a esta labor. Él es responsable del grupo de «Careteros» o fabricantes de máscaras de diablo a base de fibra de vidrio. Adoptó este oficio con el objetivo de prepararse para lo que será su fuente de ingresos cuando recupere su libertad.
 
Por último, Percy Cahuari Parisaca, recluso del penal de Puno (ex Yanamayo), espera llegar a ser microempresario en este arte manual. Con su ánimo y apoyo a sus compañeros ha logrado adiestrar con paciencia y sapiencia al grupo durante las largas y productivas horas de trabajo.
 

Por último, el Inpe afirmó que apoya el trabajo de los internos que se organizan para emprendimientos productivos, en fechas clave, orientándolos para hallar oportunidades exitosas y crear un vínculo positivo que ayude a su rehabilitación y próxima reinserción a la sociedad.

Fuente: Andina