INGENIERÍA PERUANA DEBE REPOSICIONARSE NUEVAMENTE COMO EL BRAZO TÉCNICO DE LOS GOBIERNOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Candidato al Decanato del Colegio de Ingenieros del Perú (CIP), Rómulo Mucho Mamani, manifestó también que rescatará a la institución como un ente independiente con liderazgo, con capacidad de opinar y recomendar a los gobiernos, en los aspectos que le competen, como el desarrollo de proyectos y de la infraestructura correspondientes.  

RCR, 13 de noviembre 2018.- La ingeniería peruana debe reposicionarse nuevamente como el brazo técnico de los gobiernos, a nivel nacional, tal como lo fue en el pasado no muy lejano, y desde el Colegio de Ingenieros del Perú (CIP) procuraremos que así sea, adelantó el candidato al Decanato de dicha Orden, Rómulo Mucho Mamani.

“Como (nos) reposicionamos nuevamente como actor importante y el brazo técnico de todos los gobiernos nacionales, regionales y locales”, subrayó al tiempo de especificar que son más de 260 mil ingenieros colegiados, de los que -anotó- aproximadamente 90 mil se encuentran activos.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Mucho manifestó también que rescatará al Colegio de Ingenieros como un ente independiente con liderazgo, con capacidad de opinar y recomendar a los gobiernos, en los aspectos que le competen, como el desarrollo de proyectos y de la infraestructura correspondientes.

“Necesitamos un liderazgo, competencia, actitud, habilidad para decirle al gobierno: ´acá está tu brazo técnico, qué problemas te resolvemos´. Cómo está la reconstrucción del Norte. Cómo está la reconstrucción del terremoto de Pisco. Cómo están las obras de prevención de los desastres naturales. Cómo está el desarrollo de la infraestructura”, enfatizó.

El postulante al Decanato del CIP, que va en lista # 3 de cuatro aspirantes en las elecciones que se realizarán este domingo 25 de noviembre, hizo un recuento de su fructífera actividad profesional que -dijo- pretende ponerla al servicio de los agremiados de tan importante y vital profesión, en el país.

“Creo que (son) 36 años bien vividos y trabajados que me respaldan, (junto con) la competencia, la actitud, la habilidad y el liderazgo. He trabajado casi veinte años en la empresa privada, desde puestos de línea hasta gerenciales. He desempeñado seis años en el Estado, como congresista, presidente del Ingemmet y viceministro”, especificó.

“Y, luego, me he dedicado como empresa, generando oportunidades. Hoy tenemos más de 500 trabajadores. Tenemos varias obras, a nivel nacional, haciendo carreteras, presas de relaves, construyendo acueductos y mineroductos, gasoductos, túneles y todo lo que es infraestructura”, detalló.

Por la recuperación del “espacio perdido” de los ingenieros en el Estado

Refirió que otras de sus preocupaciones que atenderá en una eventual gestión al frente del CIP será la recuperación del espacio perdido de los ingenieros en las instituciones públicas, en las que “puestos que son de ingenieros son ocupados por otras carreras”.

Al anotar que otro de los puntos de su programa de gobierno contempla un trabajo coordinado con la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) y las Universidades, precisó que de los puntos fundamentales es la formación del ingeniero.

“Que sea rigurosa la formación del ingeniero para que no sea una estafa en el futuro, porque ese ingeniero tiene que ocupar un puesto en la vida, en el Estado, en la empresa privada o como emprendedor. Entonces, cómo le damos valor. Esto para empleabilidad afecta profundamente”, apuntó.

Bolsa de Oportunidades del Ingeniero

De igual modo, destacó su propuesta relativa a la creación de una bolsa de oportunidades del ingeniero (BOI), la misma que no se limitará a ser una simple “bolsa de empleo”, sino que engloba dos aspectos fundamentales como son los negocios y las inversiones y para lo cual el CIP deberá asociarse con el Estado, la empresa privada y la academia y la sociedad civil.

Al referirse a su planteamiento de iniciativas al Legislativo para reestructurar el sistema de contrataciones con el Estado en coordinación con el Poder Ejecutivo, el ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), manifestó que el Colegio de Ingenieros debe presentar propuestas técnicas coherentes y bien hechas para que sean alcanzadas a los gobiernos regionales, con un sentido de responsabilidad.

“Hay mucho que trabajar al respeto. Por eso yo digo: Los ingenieros deben entrar a participar a política, porque no tenemos ingenieros en el Congreso Y porque los ingenieros ayudarían a hacer debates más consolidados, fundamentados. trabajados y técnicos (en ese poder del Estado)”, puntualizó.

El exviceministro de minas dijo entonces que asume un reto grande, en un momento de lucha contra la corrupción, al referir que “queremos limpiar la casa” y “transparentar las cosas”, ya que las malas acciones están en todos lados, hasta en los colegios profesionales.

En otro momento, Mucho consideró importante la necesidad de añadir valor a la colegiatura de los ingenieros peruanos. “Y el valor añadido a esa colegiatura es hacerla más competente, eficiente, preparada y certificada para que pueda desempeñarse en cualquier parte del mundo”, anotó.

Tras indicar que los ingenieros deben apuntar a conformar una élite profesional de lujo en el Perú,   dijo que los asociados están en la obligación de mantener un comportamiento ético en la sociedad.

“Por ejemplo, es sabido que no hay rendición de cuentas. Pasan las directivas… Está bien que sean privados, pero digo siempre que de todo dinero que entra hay que rendir cuentas, para decirles a todos los asociados y a la sociedad civil”, aseveró.

Ver entrevista