En Vivo

INDUSTRIA MINERA NACIONAL TAMBIÉN SE HA VISTO AFECTADA POR LA INFLACIÓN MUNDIAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 27 de mayo de 2022.- Luis Arguelles, gerente general de Marcobre, señaló que a industria minera nacional también se ha visto afectada por la inflación mundial y la subida internacional de los precios de los insumos y materiales que se usan en las operaciones. Precisó, por ejemplo, que la tonelada de ácido sulfúrico ha subido de $60 a $250 en el mercado internacional.

“La otra parte de la ecuación son nuestros costos y estos están relacionados de manera directa e intrínseca con la productividad y este tema es crucial. Cada vez más estamos viviendo una coyuntura donde hay una escala de precios impresionante, un proceso de inflación impresionante”, dijo en el Jueves Minero “Estudio de Productividad de la Gran Minería del Cobre Perú-Chile”, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).

Remarcó que en la industria minera se usa mucho el ácido sulfúrico en el proceso de lixiviación del cobre. “La tonelada de ácido sulfúrico nos costaba el año pasado entre $60 y $70 y hoy día el precio de mercado es de $250. El impacto que estamos teniendo por las coyunturas, por la escalada de precios, por la inflación es inimaginable. El precio de combustibles, explosivos. En paralelo nuestros depósitos se hacen más complicados. Las leyes son cada vez menores, los stripping son cada vez mayores y explotamos minerales cada vez más complejos”, precisó.

Manifestó que hablar de productividad en la coyuntura actual es hablar de una parte central del negocio. “Los indicadores de productividad están íntimamente relacionados con nuestro costo y es súper importante súper relevante. Nosotros como organizaciones entender de que la información hay que compartirla. Algún tipo información de la organización es privilegiada, pero tenemos que estar todos abiertos a compartir información para copiar buenas prácticas”, subrayó.

También resaltó la importancia del “Estudio de Productividad de la Gran Minería del Cobre Perú-Chile”, realizado por Matrix Consulting, al enfatizar que una base de datos comparativa de diferentes empresas, nos puede llevar a discusiones de temas centrales en la minería.

“Se ha hablado de tres temas centrales en nuestras organizaciones, se habló del modelo operativo, se habló de productividad y se habló de digitalización, y al final la conclusión del análisis que hace el equipo de Matrix es que los tres temas centrales están amarrados, son interdependientes”, afirmó.

Planteó que hablar de un modelo operativo es como hablar de la cultura de la organización. “Es hablar de cómo funciona la organización y qué cultura tiene. Cómo defines tu visión y cómo defines tus valores es un tema central dentro de la cultura organizacional”, expresó.

Destacó que hay un tema clave, que es cómo involucras a todos los niveles de la organización en este proceso. “Este es un proceso que se puede diseñar en laboratorio, pero no va a funcionar sin un correcto involucramiento de todos los niveles de la organización, incluyendo a las empresas que no dan servicios, a nuestros contratistas y a nuestros proveedores”, observó.

“El modelo operativo es la columna vertebral de todo lo que pueda venir después y lo que nos va a decir si realmente la organización está abierta está preparada, está disponible y si está ansiosa o hambrienta de ganar en productividad y de aceptar y acoger la digitalización. Ese es un primer tema bien importante”, dijo.

Sostuvo que las empresas mineras están llamadas a impulsar la transformación digital de sus operaciones, con miras a mejorar su productividad. “La tecnología se va desarrollando y quizá ser el primero no necesariamente va a ser el que mejor aprovecha esa tecnología, y eso es parte del riesgo que algunas empresas no queremos asumir, pero creo que hay que aprender a asumir y aceptar riesgos calculados, que nos permitan dar ese pasó en la en la mejora tecnológica y la digitalización”, dijo.

Remarcó que cuando hablamos de mejora tecnológica y digitalización, hablamos de un cambio de mentalidad y eso hay que abrazarlo. “Los niveles ejecutivos de las organizaciones estamos llamados a liderar estos cambios tecnológicos y estás transformaciones digitales en bien de nuestras operaciones”, indicó.

Expresó que las organizaciones, que tienen un nivel de madurez de su modelo operativo mucho más alto y desarrollado, están más abierta al cambio y a la digitalización. “Están más hambrientas de esas mejoras, y probablemente cuentan con personal mucho más calificado, competente y comprometido para aceptar los cambios. Nosotros en la industria minera tenemos que hacer un mea culpa. No somos una industria de cambio rápido, somos una industria de una mentalidad de cierta manera conservadora”, precisó.