“INDULTO A ALBERTO FUJIMORI SOLO HA SIDO UN NEGOCIO MAS, EN LA VIDA DE UN NEGOCIANTE”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

El analista Fernando Rospigliosi, no descarta que el próximo año se vuelva a producir un nuevo intento de vacancia

RCR,26 de diciembre 2017 . La situación del país en los siguientes meses estará muy complicada para el gobierno, pues luego que el presidente Kuczynski se salvó de la vacancia, ha traicionado a la facción anti fujimorista que lo apoyó, y al mismo tiempo, paradojicamente, ha hecho un pacto con un sector fujimorista encabezado por Alberto y Kenji Fujimori, que le ha restado 10 votos a la bancada mayoritaria del Congreso. Finalmente, el indulto “humanitario” otorgado al ex presidente Alberto Fujimori es producto del pacto por los votos que lo salvaron, pero no porque le interese su salud, para PPK todo ha sido solo un negocio más en la vida de un negociante, afirmó Fernando Rospigliosi, analista en temas políticos.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), comentó que en este escenario de debilidad institucional, la recomposición de su gabinete ministerial resultará muy difícil, más aún cuando el presidente habló de constituir un Consejo de Ministros abierto y de reconciliación nacional.

“En los últimos días se ha visto que algunos miembros de su propia bancada están renunciando. No va ser fácil recomponer un gabinete, cuando al parecer el presidente quería sacar a la mitad, porque no habían sido  suficientemente leales con él o no lo habían defendido. Algunos incluso pidieron su renuncia. Ahora, no va a ser fácil encontrar reemplazos adecuados, por un lado, porque los seguidores de Keiko no van aceptar, y por otro, los anti fujimoristas tampoco  van querer participar. Entonces va ser muy difícil que pueda conseguir gente de calidad que pueda realizar una buena gestión”, indicó.

Añadió que, en su opinión, está quedando un gobierno muy débil que en cualquier momento puede caer, por lo que profesionales calificados no querrán entrar por temor a quemarse.

CASO ODEBRECHT

El analista sostuvo que otro factor en contra para el presidente es que el caso Odebrecht va a seguir pesando en su tránsito político, pues pronosticó que van a continuar saliendo nuevas revelaciones que lo involucren y comprometan en negocios poco claros, lo que podría hacer pensar que podría darse otro intento de vacancia en el año que recién va a comenzar.

Rospigliosi expresó que en este contexto, la capacidad de maniobra del presidente Kuczynski se ha reducido mucho, pues con el indulto se ha jugado la última carta que tenía para aplacar a un sector del fujimorismo, pero su posibilidad de convocar alianzas ya está muy limitada.

“Es verdad que aún detenta el poder y tiene instrumentos para manejar algunas situaciones poco complejas, pero ha perdido capacidad de abrir puertas con otros sectores., Además hemos visto que su gestión es apreciada como muy mala. Según una encuesta de DATUM, la población lo califica con 06 sobre 20, y de acuerdo a IPSOS Apoyo su popularidad llegaba a solo 20%. Es un problema  muy serio que el gobierno no tenga respaldo de la población”, comentó el también ex ministro del Interior.

Finalmente, Rospigliosi sostuvo que la izquierda representada por Nuevo Perú, de Verónica Mendoza y Marisa Glave, ha quedado por los suelos porque a sabiendas de las graves acusaciones contra PPK, terminaron dando su respaldo a Kuczynski, solamente por el odio que le tienen a Keiko Fujimori.