En Vivo

INDIA CRIMINALIZA EL DIVORCIO EXPRÉS MUSULMÁN CON PENAS DE CÁRCEL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Pulimetro 

Con la repetición tres veces de la palabra “talaq” o “me divorcio”, el esposo podía acabar con un matrimonio musulmán de manera unilateral.

El Gobierno de India aprobó hoy una ordenanza por la que criminaliza, con penas de cárcel, la práctica musulmana del “triple talaq”, por la que un marido puede poner fin a su matrimonio de forma instantánea y unilateral, después de que no lograra pasar una ley en el Parlamento tras ser rechazada en el Senado.

“La ley no ha sido atenuada, (el marido) continúa bajo la jurisdicción de un tribunal con tres años de pena”, aseguró en una rueda de prensa en Nueva Delhi el ministro de Justicia, Ravi Shankar Prasad, tras la reunión del Gabinete indio en la que se aprobó la ordenanza.

Prasad afirmó que la ley no logró el respaldo necesario en el Senado el pasado enero por las estratagemas políticas de la oposición en busca de votos, por lo que urgía que el Gobierno diera un paso al frente para combatir “el bárbaro e inhumano triple talaq”.

“Lo había dicho antes en muchas ocasiones: el triple talaq no tiene nada que ver con la fe o el tipo de devoción o de religión. Se trata de un asunto de justicia de género, dignidad de género e igualdad de género”, sentenció el ministro.

Con la repetición tres veces de la palabra “talaq” o “me divorcio”, el marido podía acabar con un matrimonio musulmán de manera unilateral, una práctica que, según activistas, afecta a cerca del 67% de las divorciadas musulmanas en el país.

Además, el marido no necesitaba estar presente y podía pronunciar el “triple talaq” a través de una llamada telefónica, por carta o haciendo uso de redes sociales como Facebook o WhatsApp.

La nueva ordenanza ha sido modificada en algunos aspectos para evitar una de las principales críticas que había recibido la ley, incluso entre asociaciones de mujeres musulmanas, que era que la mujer podía quedar desamparada si su marido iba a la cárcel.

Así, bajo esta ordenanza, sólo se reconocerá el crimen cuando la víctima o algún familiar presente la denuncia y el caso se podrá retirar si el marido y su esposa llegan a un acuerdo.

Además, el magistrado podrá otorgar la libertad bajo fianza al marido tras oír la opinión de la mujer y ésta tendrá la custodia de los hijos menores y se le proporcionará una manutención.

La Ley para la Protección de los Derechos Matrimoniales de las Mujeres Musulmanas 2017 había recibido el pasado 28 de diciembre el voto a favor en el Congreso, donde el partido hinduista BJP del primer ministro Narendra Modi, detrás de la iniciativa, tiene mayoría.

Sin embargo, el BJP se encuentra en desventaja en el Senado, por lo que el pasado 5 de enero la oposición, encabezada por el Partido del Congreso de la dinastía Nehru-Gandhi, mostró abiertamente su desacuerdo con la ley por la posición de desamparo en la que se quedaba la mujer y su familia, lo que evitó su aprobación.

En agosto de 2017 el Tribunal Supremo indio ya había declarado “inconstitucional” la práctica del “triple talaq”, que afecta a los 180 millones de musulmanes que viven en la India, un estado secular de 1,250 millones de habitantes con mayoría hindú.