En Vivo

INCERTIDUMBRE QUE GENERAN CANDIDATOS PRESIDENCIALES IMPACTA EN LA ECONOMÍA DEL PAÍS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 03 de Mayo 2021 .- Oscar Mendoza, decano del Colegio de Economistas de Cajamarca, manifestó que estas elecciones presidenciales han impactado en la economía del país debido a la incertidumbre que ambos candidatos (Keiko y Castillo) generan en los mercados. Dijo que las empresas no están contratando, porque no se sabe lo que se viene a partir del domingo y postergan sus decisiones de inversión.

“Los mercados siempre reaccionan antes, en economía existe un concepto, que es la expectativa racional, que el agente se adelanta a las decisiones del Estado. Si el efecto de esa intervención en los mercados es mucho más profundo, evidentemente vamos a tener una nueva reacción de los mercados, que puede ser subida de precios, problemas bilaterales con nuestros socios comerciales por incumplimiento de los Tratados de Libre Comercio (TLC), nos va a generar sanciones comerciales”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que el dólar es una muestra clara y la parada del crecimiento del empleo en los últimos dos meses al conocer los finalistas para esta segunda vuelta electoral. “Las inversiones comprometidas con el país se están postergando hasta después del 28 de julio. En el sector público, el presidente Francisco Sagasti ha indicado que deja listo todo para que se firmen las líneas 2 y 3 del metro, porque los inversionistas no quieren firmar sin saber quién va a ser el próximo gobierno. Son inversiones que se requieren para el crecimiento”, dijo.

“El nerviosismo electoral se traslada al tema económico, porque se percibe que hay un cambio en las reglas de juego. Todos los agentes que queremos es predictibilidad sobre las reglas de juego y hay una propuesta que busca hacer un cambio, lo cual involucra extender toda esta incertidumbre más allá del proceso electoral, porque sabemos que no tienen la fuerza política para hacer los cambios que proponen y la incertidumbre va a durar más allá”, precisó.

 Además, explicó que las propuestas radicales y estatistas del candidato Pedro Castillo han provocado que muchas inversiones y contratación de personal se estén postergando en el Perú, como es el caso de las líneas 2 y 3 del Metro de Lima. Precisó que los inversionistas no quieren firmar con el Estado hasta saber quién va a ser el próximo gobierno.

 “El Plan de Infraestructura Nacional está parado, hay una preocupación del Banco Interamericano de Desarrollo. Ese plan puede tener quejas, pero es el plan que va a mover el crecimiento económico en los siguientes tres años y que va a reducir importantes brechas. No se ha preguntado a los equipos técnicos si se va a continuar con ellos”, expresó.

Próximo gobierno tiene que respetar las reglas

Manifestó que el presidente que asuma el cargo tiene que conocer las reglas. “No puede haber un presidente que diga yo quiero gobernar, pero no me gustan las reglas. Si han sido elegidos con esas reglas tienes que respetarlas. Y la ciudadanía tiene que aprender a tener un rol vigilante y más participativo en la actividad política y social, para cuidar que estas reglas se mantengan, porque son las reglas que nos han ayudado a crecer y a reducir pobreza y que ha permitido soportar las crisis de 1998, del 2007-2008 y estamos pasando la crisis de la pandemia”, afirmó.

“Lo único que necesitamos es un escenario claro para retomar nuestra fortaleza. En el Perú, en el caso de que el escenario marque que sale elegido Fuerza Popular para gobernar los siguientes cinco años, tiene todos los fundamentos para recuperarse más rápidamente que nuestros países vecinos. Países como Colombia y Chile están siendo movidos, y si nosotros aprovechamos esas circunstancias vamos a tener mejores condiciones para atraer inversión extranjera directa”, apuntó.

Enfatizó que no es tan sencillo hacer renegociación de contratos, porque la mayoría de contratos en los sectores estratégicos del país se han hecho por contratos leyes y se tienen que modificar estas leyes y aun así estos contratos tienen garantías en clausulas arbitrales, para evitar lo que se ha hecho en los 60 y 70, que se produzcan procesos de nacionalización o intervención y proteger a los inversionistas. “Cuando se volvió a la democracia en los 80 se activaron los juicios internacionales y el 83 nuestra deuda se incrementó por los juicios causados por la estatización”, observó.

“El crecimiento se basa en la capacidad de ahorro que tenemos las personas. El problema de nuestro país es que nuestro ahorro propio no nos alcanza para sostener las tasas de crecimiento y la fuente de ese ahorro ha sido la inversión extranjera directa, es decir la capacidad de ahorro de otras personas fuera del país. Si se corta ese flujo no hay forma de crecer. Encima nuestro mercado pequeño, nos aislamos más. Nuestro país todavía tiene capacidad financiera para aguantar la crisis, pero una vez que se acaben esos recursos ahí vamos a pagar las cuentas. Quizá vamos a tener dos años de fiesta, pero después ya no va a haber esa posibilidad”, advirtió.

Ver entrevista …..