En Vivo

INCERTIDUMBRE POLÍTICA Y ECONÓMICA DAÑA ENORMEMENTE CONFIANZA EN IMPULSAR PROYECTOS MINEROS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 16 de Agosto 2022 .- Víctor Fuentes, economista del Instituto Peruano de Economía (IPE), dijo que la incertidumbre política y económica, que caracteriza al gobierno de Pedro Castillo, está dañando la confianza de los empresarios nacionales y extranjeros en impulsar nuevos proyectos mineros. Señaló que el Perú está perdiendo la posibilidad de generar empleos y recursos fiscales para cerrar brechas sociales.

“Es dañino. El principal enemigo de las inversiones pequeñas y grandes, nacionales y extranjeras, mineras no mineras, es la incertidumbre.  Y lamentablemente la incertidumbre probablemente sea una de las dos o tres palabras que pueda resumir el primer año de gobierno del presidente Castillo. Tenemos un impacto muy significativo sobre las inversiones”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Enfatizó que la crisis política, los conflictos sociales y la incapacidad del Estado para poder solucionarlos ha frenado la inversión minera. “Hay cinco proyectos grandes paralizados, debido a conflictos sociales como es el caso de la ampliación de Las Bambas o demoras en la ejecución de proyectos como Sulfuros Yanacocha, ante temores de lo que podría significar el escalamiento de los conflictos sociales y la falta de acciones del Estado para resolverlos”, precisó.

Señaló que actualmente la confianza empresarial acumula 15 veces en negativo. “Es una situación que no habíamos visto antes, más de 20 años que se evalúa la confianza empresarial y eso termina afectando significativamente el producto. Por lo menos ahí tenemos más de un punto y medio de crecimiento que no estaríamos aprovechando”, indicó.

Explicó que el IPE proyecta una caída de las inversiones privadas a fin de año, perdiéndose la oportunidad de generar empleos y recursos fiscales. “El consumo privado sostiene el crecimiento, pero no es sostenible a futuro. Eso es preocupante, porque estamos desaprovechando oportunidades generosas para generar empleos y recursos fiscales, porque el precio del cobre está todavía alto, a pesar que caído 30% después del pico a que se llegó en mayo, todavía está en niveles altos en los últimos 10 años”, afirmó.

Señaló que por cada empleo directo que genera la minería, se generan ocho empleos indirectos en otros sectores relacionados, debido a la importante interacción que tiene el sector minería con otros sectores conexos, los comercios, servicios. “Por proponer casos concretos, los trabajadores de la minería tienen que tienen que comer en restaurantes, requieren mantenimiento de los activos de las camionetas, tienen servicios, etcétera”, expresó.

Enfatizó que Perú tiene el potencial. “Los yacimientos están ahí, el principal problema es sobre todo traducir ese potencial en un beneficio mucho más real para la población. Lamentablemente fuera del proyecto Quellaveco que ya está en la fase final del proceso de construcción, no tenemos otro proyecto grande de clase mundial que pueda empujar la inversión privada y la generación de empleo en ese en ese sector”, precisó.

“La inversión minera fuera de Quellaveco debería experimentar retroceso durante la segunda parte del 2022. Y buena parte de las inversiones tiene que ver en el sector privado con minería. Las inversiones son por cada sol de inversión pública y 4 soles de inversión privada y si la inversión privada está de capa caída porque la inversión en minería también está de capa caída, eso tiene un impacto significativo sobre el crecimiento nacional”, advirtió.

Ver entrevista …