En Vivo

IMPUESTO A LA RIQUEZA SERÍA INVIABLE Y ANTICONSTITUCIONAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Francisco Pantigoso, experto en Derecho Tributario y docente universitario, sostuvo que un pretendido impuesto a la riqueza sería inviable desde el punto de vista técnico y a la vez sería anticonstitucional, pues no se puede aplicar un impuesto sobre otro impuesto y tampoco se puede confiscar un monto sobre el ingreso total de un contribuyente sin tomar en cuenta sus gastos y necesidades personales.

RCR, 28 de abril de 2020.- “Es inviable, porque ya tenemos un esquema de impuestos. Si riqueza tiene que ver con los ingresos, ya existe un impuesto que grava diversas rentas. Crear un nuevo impuesto, es crear un impuesto sobre otro impuesto que no es dable, porque no se puede pagar una doble tributación sobre una misma renta, ya hay una estructura del impuesto a la renta”, explicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló además que un impuesto de ese tipo sería una confiscación, pues ahogaría económicamente al contribuyente al no tomar en cuenta sus gastos personales y familiares. “El artículo 74 de la Constitución menciona que ningún impuesto puede tener efecto confiscatorio. Confiscar significa que el impuesto no te deja para vivir”, aseveró.

En ese sentido, dijo que “el impuesto no debería ser sobre los ingresos brutos sino sobre las ganancias que se relacionan con las rentas netas, después de deducir los gastos”. “Sin embargo, si una persona gana 10 mil y gasta 12 mil con préstamos, cómo se le puede pedir a esa persona un tributo al Estado sobre su ganancia. Si esa persona emite recibo y está en planilla, estaríamos aplicando un impuesto sobre otro impuesto lo cual es anticonstitucional y fuera de toda viabilidad técnica”, indicó.

Señaló además que si el Gobierno quiere cambiar el impuesto a la renta, este  recién funcionaría el 2021 y los efectos se verían el 2022 cuando se declare el impuesto a la renta. “Por lo tanto, lo veo inviable en el sentido de querer generar sobre los ingresos un gravamen. Si se da hoy en día una norma tributaria de impuesto a la renta, su vigencia recién es para el próximo año cuando quizá ya se descubra una vacuna para el coronavirus”, dijo.

“En esta situación además no es pertinente que al contribuyente (que de repente ya no trabaja) aplicarle un tributo. En ningún país en situación de emergencia la idea es crear tributos y atosigar al contribuyente. Quizá hay un tema político detrás que trascienda lo técnico, que estaría generando estas propuestas que están fuera de un contexto constitucional y económico adecuado a la situación”, comentó.

Escuchar entrevista….