En Vivo

IMPUESTO A LA RENTA DEL SECTOR MINERO EN EL PERÚ ES UNO DE LOS MÁS ALTOS EN EL MUNDO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 16 de julio de 2021.- Pablo De La Flor, director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), señaló que el impuesto a la renta del sector minero en el Perú es uno de los más altos en el mundo. En ese sentido, afirmó que la política tributaria del Estado debe guiarse por principios que favorezcan el crecimiento del empleo y la inversión privada.

Estas declaraciones las brindo en la conferencia “Consideraciones tributarias en la minería peruana”, realizada como parte  de la última conferencia del programa de Rumbo a PERUMIN, que se difundió en los Jueves Mineros, el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú

“La minería peruana no solo paga rentas y las regalías, sino que tiene otras cargas que tienen incidencia sobre el quehacer de la actividad minera y está sujeta a 8 cargos generales, entre impuestos y contribuciones generales. En el sector son 8 cargos distintos que suman la carga con el que el sector tiene que lidiar. El impuesto a la renta es uno de los más altos en comparación con otros países mineros”, remarcó.

Destacó que en la última década el Estado ha recaudado cerca de 16 mil millones de soles. “Las empresas con mayor margen pagan más. Las regalías sobre ventas brutas son un costo adicional y trae como consecuencia en un aumento de leyes de corte, que reduce la vida de la mina. También esteriliza el mineral, erosiona el valor y merma la recaudación a largo plazo”, observó.

Enfatizó que con las actuales reglas tributarias hemos captado 20 mil millones de dólares en inversiones en la última década y 73,709 millones de dólares en los últimos 20 años. “Esto ha sido un marco tributario positivo, que nos ha permitido desarrollar una cartera de proyectos de 56 mil millones de dólares en 46 proyectos en distintas etapas de desarrollo, que ojalá podamos echar a andar en los próximos años”, dijo.

“Si bien tenemos una cartera interesante de proyectos, buena parte de nuestros depósitos de alta ley ya fueron desarrollados. Además, nuestros costos siguen siendo competitivos, pero hay otras locaciones que nos llevan ventaja. Entonces, cuidado con modificaciones que aumenten recaudación en corto plazo, pero podrían desalentar las inversiones y producción en largo plazo”, advirtió.