HUMBERTO CORREA: “NO VENDRÁN EMPRESAS DE ALTO NIVEL, SI EL ESTADO NO MEJORA LOS SERVICIOS”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Diario la hora (Piura)

En entrevista con El Tiempo, el decano del Colegio de Economistas, Humberto Correa, explicó los principales problemas de la economía piurana, como la carencia de una producción con suficiente valor agregado. Además, el especialista hizo hincapié en la necesidad de que el Estado mejore la infraestructura de la región para captar la atención de los grandes inversionistas y tener más oportunidades de desarrollo.

–¿Cómo percibió el desarrollo económico de la región durante el 2018?

–Se esperaba crecer por encima del 4%, pero el ruido político vinculado a la corrupción y la inoperancia de la reconstrucción hicieron que se perdiera la dinámica de crecimiento que tenía Piura. Se sumó la coyuntura internacional: la crisis fiscal que vive Europa, la guerra comercial entre China y EE.UU., y la amenaza de disminución de la dinámica del crecimiento de los países desarrollados, que afectará a los países en vías de desarrollo. También fue un año malo para los precios de productos como el café, mango, palta, que son productos importantes de exportación. Se pudo hacer más, pero la ineficiencia y el paquidermismo del Estado no deja avanzar más.

–Aunque Promperú informó que las exportaciones no tradicionales -como el mango-, entre enero y noviembre del 2018, registraron un incremento de 40,2%, y se llegó a exportar más en ese intervalo de tiempo que en todo el 2017.

–Es en términos de volumen. Hay que crecer también en rentabilidad. El Perú advirtió que crecería un 25% en producción de palta y terminó entregando más del 50%, lo cual desestabilizó el precio internacional. Yo mantengo ingresos porque cada vez vendo más, pero no a un precio que me permita recuperar costos más una adecuada ganancia, que a su vez me lleve a un motor de crecimiento a partir de la ganancia reinvertida. Puede que crezcamos en volumen, ¿pero y en términos de valor? Seremos eficientes en producción, pero hay deterioro de los precios.

–¿Qué otros problemas advierte usted en la economía piurana?

–No estamos generando una producción con suficiente valor agregado: somos una economía de características primario-exportadoras. La fruta la exportamos en fresco, no hay procesamiento. A pesar de que Piura tiene 18 variedades de uva, no hay proceso, por ejemplo, para vinos. Hay que seguir desarrollos tecnológicos para poder avanzar a sostener una oferta exportable.

–Nos falta más industrialización. ¿Quién debería asumir la responsabilidad de ello?

–Es responsabilidad de todos. Estamos avanzando con el tema de cómo hacer una agenda regional, con la metodología europea del RIS3, donde planteemos una especialización inteligente. Esta metodología permite impulsar a regiones que tienen mucho de recurso natural, pero poca capacidad para darle valor agregado a su producción. Espero que esta nueva gestión regional recoja esa agenda y la implemente. En la elaboración de esa agenda está participando la UNP, la UDEP, la Camco, la PCM, entre otros.

–¿A qué se refiere la especialización inteligente que propone el RIS3?

–A la integración de la empresa, el Estado y la universidad. La universidad debe cumplir su rol de formar buenos profesionales, de investigar e innovar. La empresa debe ayudar, junto con el Estado, a que la universidad haga investigación y que haga mejoras en procesos productivos que den mayor valor agregado.

–¿Y qué rol podría desempeñar la sociedad civil dentro de esta metodología?

–Debe estar organizada y apoyar este proceso. No podemos seguir siendo informales, que es parte de nuestra cultura. No podemos tener ciudades no competitivas porque nosotros las ensuciamos o tenemos malas prácticas. Por eso se cerró a Europa el canal de exportación de la concha de abanico. Si tuviéramos más cultura cívica, los ciudadanos podríamos contribuir a ese esfuerzo de Estado, empresa y universidad.

–¿De cuánto es el nivel de informalidad y cómo nos afecta?

–Supera el 75%, del cual un 99% es pequeña y micro empresa. Esta hace que no pagues impuestos, que no tengas contratos serios, que no tengas estabilidad en una oferta que de garantía y seguridad a quien te compra. Esto desanima a los inversionistas.

–¿Qué impresión de nuestra región tienen los inversionistas?

–Nos ven como una oportunidad. Por el cambio climático, muchas inversiones se han asentado en Piura porque, viendo a largo plazo, tenemos más agua, aunque nos falta invertir para desarrollar más área agrícola. Hay que ver qué posibilidades tenemos en función del mercado para iniciar procesos de desarrollo industrial. La Zona Especial de Desarrollo tiene la oferta para que pronto Samsung venga a Paita, pero eso depende de que Paita tenga agua continua y energía eléctrica, sino las empresas no van a llegar. Hay una parte del Estado que debe invertir en desarrollo de infraestructura económica. No puede venir una empresa de ese nivel a actuar en el país, con las condiciones de una zona franca, si falta infraestructura.