En Vivo

Hidrovía Amazónica es la gran revolución del transporte fluvial en el país

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Luis del Carpio, director de PROINVERSION, afirmó que esta obra que se realizará bajo la modalidad público privada, es uno de los proyectos más importantes de los últimos años en el Perú. 

Sostiene que  impulsará el desarrollo de ciudades y  dinamizará el transporte de carga en ríos del oriente.

RCR, 12 de julio 2017.- La futura Hidrovía Amazónica, que fue concesionada la semana pasada, permitirá una navegación segura y confiable a lo largo de 2 mil 600 kilómetros de los ríos del oriente del país, poniendo fin a la incertidumbre en los viajes de personas y cargas, destacó el director de Proyectos de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada, Luis del Carpio Castro.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, Del Carpio también puso en relieve que el proyecto cuenta con la aprobación de las comunidades a través de diversas consultas previas que demandaron cerca de un año.

El proyecto Hidrovía Amazónica que demandará una inversión superior a los 95 millones de dólares, fue otorgada al Consorcio Hidrovías II, integrado por las empresas Synohidro (de China) y CASA (de Perú), en un proceso que fue llevado por la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (PROINVERSIÓN). En el concurso participaron los principales inversionistas del sector a nivel mundial, como Jan de Nul N.V. y China Communications Construction Co.

La concesión se realizó bajo la modalidad de Asociación Público Privada, por un período de 20 años y contempla la construcción, operación y mantenimiento del proyecto que abarca más de 2,600 kilómetros entre los ríos Marañón y Amazonas, tramo Saramiriza-Iquitos-Santa Rosa; río Huallaga, tramo Yurimaguas-confluencia con el río Marañón, y río Ucayali, tramo Pucallpa-confluencia con el río Marañón.

«Es un megaproyecto en términos de área geográfica», anotó el representante de Proinversión.

Luis del Carpio Castro indicó que la Hidrovía Amazónica mejorará las condiciones de navegabilidad de los ríos de la Amazonía peruana para el transporte de carga y pasajeros, y el comercio regional y nacional, reduciendo los costos de conectividad de los usuarios, así como los riesgos para los pasajeros y carga.

 «Es uno de los proyectos más importantes de los últimos años», puntualizó

El principal beneficio será que garantizará la navegabilidad los 365 días del año, ya que se conocerá el espacio de los río que se pueden navegar de una manera segura, confiable, con un nivel de profundidad suficiente para sus embarcaciones.

«Así se terminará con la incertidumbre de no saber cuándo se llegará a su destino y el problema que origina la naturaleza en la época de vaciante», anotó.

Precisamente, en la época de vaciante entre julio y octubre el caudal de los ríos disminuye formando bancos de arena o malos pasos se generan accidentes, pérdida de carga y poca predictibilidad de las naves para la planificación de viajes, que al final se refleja en mayor tiempo de viajes e incremento de precios al usuario.

Con el contrato, a partir del 2018 se instalarán estaciones milimétricas que brindarán información de la profundidad de los ríos, a lo que se sumarán los estudios de ingeniería para determinar dónde están los malos pasos.

«En la época de vaciante, se procederá al dragado de los malos pasos y en forma previa se cumplirá con los estudios de impacto ambiental detallados», explicó el funcionario.

Luego de generar el canal de navegación, el contrato dispone su mantenimiento por 20 años, para lo cual una empresa supervisará la hidrovía y solucionará los problemas, respetando el medio ambiente y a las comunidades. «Es la gran revolución del transporte fluvial en el país, que cuenta con los ríos más caudalosos y nos faltaba una hidrovía», anotó.

Consulta previa:

El director de Proyectos de Proinversión destacó que en todo el proceso el objetivo principal era beneficiar a los habitantes de la Amazonía, y un paso importante para lograr esa meta era el proceso de consulta previa.

Indicó que se trató de un trabajo complejo, que incluyó centenares de talleres por cerca de un año, explicando los beneficios y recogiendo las preocupaciones de las comunidades.

El proceso concluyó en setiembre de 2015 con la aprobación de una serie e acuerdos incluidos en el contrato de concesión, como la creación de comités de supervisión que garantizarán que se respeten las costubres y modos de pesca de las comunidades.

«En la consulta previa, quedó claro que el beneficio es para las comunidades, que contarán con un canal de transporte con seguridad y profundidad, lo que elevará la calidad de vida», indicó

Ver entrevista en el siguiente link:  

https://www.youtube.com/watch?v=fjlv56tLAVc