En Vivo

HABRÁ PARO SI NO INICIAN CONSTRUCCIÓN DE HMNB

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Sin Fronteras Puno 

La construcción del moderno Hospital Regional Manuel Núñez Butrón de Puno, podría generar el primer escollo social al gobernador regional (e), Agustín Luque Chayña, desde que asumiera la gestión en el Gobierno Regional Puno (GRP) tras prisión del titular Walter Aduviri Calisaya.

Y es que el presidente del Frente de Organizaciones Populares de Puno (FOP), Amador Núñez Mamani, amenazó que en los siguientes días convocaría a una reunión ampliada de todos los dirigentes barriales en la ciudad de Puno, debido a que existe al riesgo que representa la inversión de 57 millones de soles programada para este año.

Ello, luego de frustrarse la Licitación Pública N° 003-2019-CS/GR Puno, porque de acuerdo a las bases hace dos semanas el Comité de Selección del GRP debió entregar la buena pro a la empresa que se encargaría la edificación.

Cabe recordar que Luque Chayña desbarató el comité el último 14 de octubre separando del cargo al responsable de adquisiciones del GRP, Handro Fernández, quien era el tercer miembro.

El acta que declaraba ganador al Consorcio Altiplano Jayllihuaya, por un valor de S/ 355 millones 300 mil 341.39 soles, solo fue firmada por Jaime Quisocala y María Mansilla, funcionarios de confianza de Aduviri Calisaya.

La preocupación de los dirigentes de Puno es que los 57 millones de soles asignados para este año correrían peligro de perderse, pues habría la intención de que la licitación se anule y no solo se retrotraiga a la etapa de evaluación de ofertas.

“Estamos de acuerdo que se vigile la inversión, pero no vamos a permitir que se ponga en juego intereses particulares. Nos enteramos que la Gerencia del Gobierno Regional buscaría anular todo el proceso, eso significa que la obra se postergue, quizás hasta el próximo año. No lo vamos a permitir, Puno no puede perjudicarse”, exclamó.

Núñez Mamani consideró que una eventual nulidad supondría devolver los 57 millones al MEF porque no habría tiempo para un nuevo proceso.

“Tenemos la información de que buscan manejar la licitación a su antojo, esperemos que no posterguen el anhelo de Puno por satisfacer sus negociados. Está bien que se controle, el proceso debe ser transparente, vamos a exigir que la licitación sea pública, no entre ‘gallos y medianoche’ como la hacía la gente de Aduviri”, expresó.