Grupos opositores antimineros son los responsables del desempleo y pobreza en Cajamarca

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Periodista Luis Mego en diálogo con RCR afirma que se ha priorizado el aspecto ideológico de izquierda y no lo técnico, generando un impacto negativo en la economía de la región.

RCR, 02 de agosto 2017.- La oposición del gobierno regional de Cajamarca a las actividades mineras solo ha generado la reducción de las inversiones pública y privada, obligando a miles de pobladores emigrar a otras regiones en busca de trabajo, sostuvo el periodista de TV Norte, Luis Mego.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, el analista dijo que desde Gregorio Santos se ha priorizado el aspecto ideológico de izquierda y no lo técnico, y las consecuencias se observan en la provincia de Cajamarca, donde hay un impacto negativo en la economía.

Mego relató que hasta el año 2011, Cajamarca registraba una tasa de crecimiento en su PBI y una reducción en la tasa de desempleo. «Era una región floreciente, con movimiento económico», relató.

Asimismo, la actividad minera generaba un canon con importantes recursos para 127 distritos que podían realizar una serie de obras públicas.

Sin embargo, la situación cambió a partir de 2011 con la paralización del proyecto aurífero Conga, de minera Yanacocha. «Hubo un corte abrupto de la inversión que progresivamente ha frenado el desarrollo», señaló.

Mego indicó que cayó el intercambio comercial y el monto del canon se redujo en forma significativa. Como ejemplo, señaló que la Municipalidad Provincial de Cajamarca recibió menos de 11 millones de soles, que sumados a los recursos del Foncomún no son suficientes para inversiones públicas.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), los índices de pobreza en Cajamarca no han cambiado en los últimos siete años y se mantienen en más del 50 por ciento de la población.

El periodista de TV Norte señaló que tras ahuyentar la inversión privada, el gobierno regional pretende establecer un modelo basado en sostenibilidad de medio ambiente con la defensa del recurso hídrico, apoyo al turismo y desarrollo de la agricultura y ganado.

Sin embargo, consideró que no existe una convicción en las autoridades, lo que se refleja en que solo se ha invertido el 1 por ciento de los recursos en la agricultura y otro porcentaje similar en el turismo. «Los proyectos agrícolas y ganaderos no tienen un impacto significativo en la región», comentó.

«Solo se ha dado continuidad a algunos proyectos de la anterior gestión y no hay convicción de afianzar los rubros productivos en forma agresiva», anotó.

Asimismo dijo que se han presentado casos de corrupción en diferentes obras como la construcción de hospitales, que no han sido concluidos a pesar de haber pasado siete años.