GRUPO NARCOTERRORISTA DE LOS QUISPE PALOMINO ESTÁN EN EL TRÁFICO ILEGAL DE ORO ANTE INACCIÓN ESTATAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Director de la ONG de Derechos Humanos Waynakuna, Luis Alberto Sánchez Cáceres, demandó al gobierno de Martín Vizcarra realizar las gestiones correspondientes para repatriar de los Estados Unidos los US$ 3 600 000 000 (tres mil seiscientos millones de dólares) que ese país ha inmovilizado a las empresas estadounidenses que han importado ilegalmente oro de nuestro país.  

RCR, 12 de noviembre 2018.– La organización narcoterrorista de los hermanos Quispe Palomino, que actúa en el VRAEM bajo la fachada del “militarizado Partido Comunista del Perú”, ha extendido sus operaciones ilícitas el tráfico ilegal de oro, mediante la formación de un cartel con el que refuerza sus acciones desestabilizadoras contra Estado, sin que el gobierno tome acción alguna, denunció el director de la ONG de Derechos Humanos Waynakuna, Luis Alberto Sánchez Cáceres.

“Este circuito, este oro ilegal que hay actualmente en el Perú, y que está en Madre de Dios, como su principal centro, ha sido financiado por el narcotráfico. El principal productor del narcotráfico en el Perú está en bel VRAEM. Y quienes manejan el VRAEM son los Quispe Palomino. Quienes han estado comercializando el oro ilegal en el Perú ha sido el militarizado Partido Comunista del Perú. Ellos, a través de testaferros. Los Quispe Palomino tienen dos cárteles: uno de narcotráfico y ahora tienen el cártel del oro. Y a través del cartel del oro han estado lavando dinero”, subrayó.

El investigador dijo que basa sus apreciaciones en los informes de las autoridades estadounidenses que indican que el narcotráfico es el que financia las operaciones de tráfico ilegal del oro en el mercado mundial.   

“Para lavar el dinero, (el narcotráfico) financia la extracción del oro ilegal. Y este oro es comprado por pequeñas empresas que, en muchos casos, también son constituidas por los narcotraficantes y que, posteriormente se lo venden, de forma ilegal, a empresas grandes (importadoras del oro) en los Estados Unidos.

Agregó que una de esas empresas es NTR Metals quien se involucró en el tráfico ilegal de oro a los Estados Unidos, a través de “proveedores” peruanos, por un monto de aproximadamente US$ 3 600 000 000 (tres mil seiscientos millones de dólares), los mismos que -anotó- está congelado en ese país.   

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Sánchez Cáceres demandó al gobierno de Martín Vizcarra realizar las gestiones correspondientes para repatriar de los Estados Unidos los US$ 3 600 000 000 (tres mil seiscientos millones de dólares) que ese país ha inmovilizado a las empresas estadounidenses que han importado ilegalmente oro de nuestro país.

“Son un promedio de US$ 3 600 000 000 (tres mil seiscientos millones de dólares) que se tiene que repatriar al Perú, y están en barras de oro. La Suprema Corte de los Estados está esperando que la justicia peruana haga algo y pida este dinero… Acá está el tema Odebrecht, estamos en una guerra político-judicial entre el Ejecutivo y el Congreso y como que están distraídos en otras cosas y no se dan cuenta de esto“, puntualizó.

Explicó que además del grupo de los Quispe Palomino, existen otras organizaciones delictivas locales que actúan bajo la misma modalidad de los Quispe Palomino, y que tienen sus sedes en los valles selváticos del Huallaga, en Satipo (Junín), y otras circunscripciones.  “Es muy posible que el Comité de Base Mantaro Rojo, que es el otro grupo terrorista en el VRAEM y es una célula muy pequeña, también esté involucrada. Y esto para financiar actividades terroristas”, anotó. 

“Este tema del oro ilegal trae una tremenda delincuencia y prostitución en la zona. Además, atrae la deforestación. Es un crimen ecológico el que se está haciendo en la zona, y que va a traer consecuencias, no solamente para la salud de la gente a futuro. Toda lucha contra el cambio climático en el futuro se va a afectada por esto”, alertó. 

Entidades peruanas cuestionadas por no hacer nada contra este delito

En ese contexto, cuestionó a las entidades gubernamentales nacionales encargadas del combate a estos delitos, como la SUNAT y las Aduanas, “porque no están haciendo un control debido del sistema empresarial, del dinero que fluye, de cómo se hace el tráfico ilegal del oro; que sí lo ha hecho los Estados Unidos”.

“Al igual que el tema de Odebrecht, el tema del tráfico de oro ilegal es otra vergüenza para el país. Y deja muy mal parados a la SUNAT, a las Aduanas, al ministerio de Economía del Perú; además de la Policía y el Ejército, además de a media clase política. Porque es algo que ha estado sucediendo en sus narices y tiene que venir la justicia norteamericana para que recién se enteren ellos”, enfatizó.           

Terrorismo internacional también trafica con el oro ilegal peruano

El responsable de Waynakuna advirtió igualmente que el tráfico ilegal de oro, en el Perú, se ha extendido a las organizaciones terroristas islámicas radicales como la chiíta Hizbollah, y la sunní Al Qaida, con el fin de obtener fuertes “ganancias” e “ingresos” para financiar sus respectivas infraestructuras y acciones subversivas en el resto del mundo

“Hizbollah estaría operando en el Perú, con una red de narcotráfico local, en el (valle) del Apurímac. Y esta red de narcotráfico local también les serviría para el lavado (de la explotación) del oro ilegal. Es decir, financian actividades para poder lavar dinero del narcotráfico y hacerlo legal en el sistema bancario. Y exportarlo hacia Estados Unidos y hacia Europa”, apuntó.     

En el tema de Al Qaida, Sánchez refirió que su organización no gubernamental ha detectado que está inmersa también en el tráfico ilegal de oro en nuestro país, porque -anotó- ellos sí manejan ese tema.  

“Es más, Al Qaida en Europa está involucrada en los temas del acopio y las rutas del narcotráfico. Incluso en México se ha detectado que ellos han dado el asesoramiento para que los cárteles   mexicanos hagan esos túneles, muy parecidos a las que hay en Israel y el Medio Oriente”, aseveró.    

Ante estas peligrosas situaciones, fustigó duramente la indiferencia e inacción del Estado y de los sucesivos gobiernos, incluida la administración de Martín Vizcarra.

Manifestó igualmente que si bien se ha abierto un expediente en el Ministerio Público sobre el tráfico ilegal de oro, se involucra a los Quispe Palomino como un grupo de “desarrolla seguridad”, una incriminación absolutamente equivocada cuando -anotó- es esta organización criminal narcoterrorista la que maneja esta actividad ilegal.

Ver entrevista…