GRUPO AJE Y MUNICIPALIDAD DE MAYNAS EMPREDEN PROTECCIÓN Y REPOBLAMIENTO DE LA TORTUGA TARICAYA EN LA AMAZONÍA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 01 de diciembre de 2020.- Jorge López-Dóriga, director global de Comunicaciones y Sostenibilidad del grupo AJE, destacó que el grupo empresarial y la municipalidad de Maynas liberaron 1,040 crías de taricaya en el río Nanay, en el marco del 2° Festival de Tortugas de Agua Dulce de la Amazonía. Remarcó que las comunidades de la Reserva Pacaya Samiria también participan en el cuidado de las taricayas mediante bionegocios que apuntan a la conservación de la Amazonía.  

“Esta iniciativa nace el año pasado. Este es el 2° Festival de las Taricayas, organizado por la municipalidad provincial de Maynas, que se acercó a nosotros para concientizar a la población de Iquitos sobre la importancia de esta variedad de tortugas, que poblaba los ríos de Loreto. La tortuga taricaya era una fuente fundamental de proteínas, pero su mal manejo hizo que desaparecieran de los ríos”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Gracias al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), en la Reserva Nacional Pacaya Samiria, llevan desde los años 70 una iniciativa para proteger a la taricaya en el centro de la reserva, de tal manera que el año pasado incubaron 700 mil huevos. Eso ha permitido que cuidando se pueden tener ingresos. Le hemos comprado más dos mil huevos este año a las comunidades que viven dentro de Pacaya Samiria”, indicó.

Explicó que la Municipalidad de Mayas ha puesto esos huevos en playas artificiales desde hace varios meses en Iquitos. “Estos huevos están incubando, se hacen concursos en colegios sobre pintura, poesía y música. Hace unos días hicimos el 2° Festival de la taricaya y la población se involucró en el proceso. Hemos liberado más de mil taricayas en una comunidad del río Nanay y la comunidad se ha comprometido en cuidarlas”, anotó.

“El año pasado liberamos más de cuatro mil. La buena noticia es que el 90% de las tortugas taricayas bebés que dejamos en el río llegan a su edad adulta. Entonces, es un modelo de protección y una forma de crear y generar ingresos a la población de las comunidades que nos venden estos huevos para poder seguir reproduciéndolas”, manifestó.

Amazonía es oro verde

Recalcó que “esto es una labor de la Municipalidad de Maynas para solucionar los problemas que nos aquejan en el presente, para proteger la Amazonía e instalar una economía verde”. “La base de todo son las comunidades, tenemos que empoderarlas para que hagan lo que siempre han hecho: proteger el bosque a través de bionegocios, recolectar los huevos de taricaya de una forma sostenible”, afirmó.

“También tienen otros bionegocios, que estamos promoviendo en AJE, a través de la marca BIO, como es el bioaguaje y el biocamu camu. Nosotros le compramos el aguaje a las comunidades Pacaya Samiria y el camu camu a las comunidades de Loreto y de Pucallpa. La adquisición de estos frutos amazónicos y de los huevos de taricaya a las comunidades, hace que ellos puedan tener un sustento, a través de una economía verde, protegiendo el bosque y cuidando de las tortugas”, expresó.

“Nosotros no creemos en la palabra responsabilidad social, sino en el compromiso social. La gente no depreda el Amazonas porque es mala ni porque sean ignorantes, lo hacen porque creen que van a tener un mejor recurso económico tumbado el bosque en pie. Tenemos que cambiar este paradigma y enseñar a Loreto y al mundo que el oro verde vale mucho más en el Amazonas que el oro amarillo y el oro negro”, remarcó.

Enfatizó que “el bosque en pie tiene mucho más valor que el bosque talado si ponemos en valor los productos de ese bosque de una forma sostenible. Somos una multinacional que estamos en más de 20 países y vendemos bebidas”. “Hasta ahora hemos comercializado bebidas tradicionales, modelos que venían de Europa y Estados Unidos, ahora queremos poner en valor los superfrutos de la Amazonía peruana, porque nadie los tiene. Un superfruto como el aguaje, el camu camu y la cocona, tienen muchísimo más valor que una naranja”, agregó.

“En Pacaya Samiria, con la colaboración del (Servicio Nacional de Areas Naturales Protegidas por el Estado)  Sernanp y las comunidades amazónicas, hemos creado este modelo, les compramos los frutos, los despulpamos en Iquitos y luego hacemos la bebida. Además de comprarles el aguaje, les compramos los huevos de taricaya para crear con la Municipalidad de Maynas el Festival de la Taricaya, que no solo es una fuente maravillosa de proteínas, sino que es un atractivo turístico impresionante”, aseveró.

“Hasta ahora habíamos vivido bajo el hecho de la revolución industrial que viene de afuera, pero ahora nace la revolución natural y sale del Perú. El oro verde es un bien que existe en la Amazonía del Perú, nadie en el mundo lo tiene. Esa es nuestra ventaja competitiva, este maravilloso bosque que, si lo cuidamos y lo protegemos, puede dar bionegocios sostenibles para poner la Amazonía en el centro del mundo”, subrayó.

Ver entrevista…