GOBIERNOS REGIONALES Y LOCALES “ESTÁN TERMINANTEMENTE PROHIBIDOS” DE DESVIAR O MAL EMPLEAR FONDOS PÚBLICOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Director fundador del Instituto Peruano de Administración Municipal (IPAM), Marco Tulio Gutiérrez, manifestó también que los niveles de gobierno municipal y regional deben disponer -para sus respectivos estamentos- de las mismas competencias y prerrogativas de fiscalización de los recursos públicos que posee el Parlamento, en relación con el Poder Ejecutivo. 

RCR, 12 de febrero 2019.- Los gobiernos regionales y locales “están terminantemente prohibidos” de desviar o mal emplear los fondos públicos que les han sido asignados, para actividades ajenas a sus responsabilidades y competencias, denunció el director fundador del Instituto Peruano de Administración Municipal (IPAM), Marco Tulio Gutiérrez.

“Eso está prohibido terminantemente. No se puede gastar dinero en nada que signifique aquello que no haya sido aprobado por el Concejo (Municipal o Regional). Así como el Presupuesto de la República, aprobado por el Congreso, es una norma que tiene que respetar sí o sí. Lo mismo pasa a nivel local. Si se ha aprobado el presupuesto, es el concejo municipal. Por lo tanto, le corresponde al Concejo fiscalizar si el uso de los recursos es adecuado”, subrayó.

En caso de que el concejo municipal no ejerciese con su obligación legal de fiscalizar los recursos públicos, planteó la posibilidad de presentar denuncia ante la Fiscalía contra dicho organismo edil, por omisión en el cumplimiento de sus funciones.

Respecto al papel de la Contraloría, dijo que su responsabilidad radica en todo lo que signifique el manejo de presupuesto, en material del cumplimiento de la legalidad de las disposiciones nacionales sobre compras, la auditoría contable y presupuestaria, entre otros aspectos. 

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Gutiérrez manifestó también que los niveles de gobierno municipal y regional deben disponer -para sus respectivos estamentos- de las mismas competencias y prerrogativas de fiscalización de los recursos públicos que posee el Parlamento, en relación con el Poder Ejecutivo. 

“Esa es la fiscalización. Ponerle el acento a qué está haciendo la administración (municipal o regional). Un poco como lo que ocurre en el Congreso de la República. Todas las semanas pasan ministros, viceministros, directores ejecutivos por las comisiones del Parlamento. Precisamente porque son convocados para que informen cómo marcha la ejecución presupuestal, el cumplimento de los planes de cada uno de los sectores”, enfatizó.      

Tras indicar que ese aspecto puede constituirse en el primer nivel de la fiscalización, dijo que un  segundo estamento está integrado por la acción de la prensa y la ciudadanía.

“Allí hay una buena ayuda. Ingresando a Internet, Transparencia Económica inmediatamente nos lanza a una página del ministerio de Economía y Finanzas, donde se puede apreciar todo el movimiento del dinero, al día o al mes. Entonces, los ciudadanos tenemos la posibilidad de saber que está pasando con la plata y qué se está gastando”, puntualizó. 

Escuchar entrevista…