Gobiernos regionales esperan de PPK mayor presupuesto, autonomía fiscal y transferencia de competencias ministeriales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Señala que nuevo Ejecutivo, sin mayoría en el Parlamento, debería establecer alianza estratégica como la otra gran mayoría: los gobiernos regionales y municipales.

RCR, 29 de junio de 2016.- Edwin Licona Licona, presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), manifestó que las autoridades regionales están satisfechas tras la reciente cumbre en Cusco con el presidente electo Pedro Pablo Kuczynski y su equipo de gobierno, pues han hallado comprensión sobre sus necesidades como es el de contar con un mayor presupuesto, autonomía fiscal y la transferencia de competencias ministeriales, entre otras asignaturas.

En entrevista con RCR, Red de Comunicación Regional, el también presidente regional de Cusco dijo que los gobiernos regionales están solicitando al Ejecutivo el 50% del presupuesto nacional con el fin de fortalecer sus proyectos e inversiones para cerrar las brechas en salud, educación y calidad de vida de la población.

“Hemos solicitado una transferencia equitativa y mucho mayor de lo que hasta el momento se establece como presupuesto de las regiones (…) Estamos buscando una mayor asignación presupuestal y a la vez, la transferencia de las decisiones a las regiones, si nos asignan un buen presupuesto, si nos dan las facultades de decidir, indudablemente las economías regionales van a mejorar, se van a consolidar y le vamos a dar la oportunidad a nuestro país de no ser una carga sino la solución a los ejes productivos que todavía están postergados”, expresó.

Comentó que determinados casos de corrupción flagrante que protagonizaron varios gobernadores en el pasado reciente, no es justificación para que el Gobierno Central recorte la autonomía fiscal de las regiones, como de hecho ha sucedido, pues no se puede generalizar el fenómeno de la corrupción para todas las regiones y gobernadores.

En ese tenor afirmó que las nuevas administraciones regionales –que asumieron su mandato en enero de 2015, hace un año y seis meses- están trabajando para sanear la imagen de los gobiernos regionales y hacen esfuerzos para que los tres estamentos intergubernamentales (nacional, regional y local) trabajen articuladamente para garantizar la gobernabilidad y la paz social de cara al nuevo gobierno que se instala en 28 de julio.

Llamó la atención que “en estos momentos el país atraviesa un momento difícil en cuanto a la institucionalidad (…) creo que este nuevo gobierno necesita alianzar estratégicamente, si no tiene la mayoría en el Congreso de la República, la otra mayoría somos los gobiernos locales y regionales que queremos trabajar de la mano con este nuevo gobierno siempre y cuando encontremos gestos y decisiones de proceso descentralizado”, manifestó.

En otro momento señaló que la importancia de la creación de un ministerio de apoyo a las regiones –iniciativa que partió del presidente electo- radica en que deberá tomar decisiones sobre la trasferencia de algunas carteras ministeriales hacia las regiones. “Si se hace un nuevo ministerio ya sea de descentralización o de apoyo a las regiones tiene que ser uno que fundamentalmente tome decisiones y consolide el proceso de descentralización transfiriendo las competencias y decisiones a las regiones”, remarcó.

En el caso de la Región Cusco, señaló, “en el sector turismo hemos evolucionado mucho más que otras regiones así que podemos dar al resto del país las experiencias adecuadas desde un ministerio como Cultura que debería ser transferido a las regiones para que las decisiones en cuanto a lo que es el aspecto cultural e inversiones principales que van a entrar a este sector sean tomadas desde nuestras regiones”.

Licona Licona explicó que en una primera etapa la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales ha trabajado en consolidar una alianza estratégica con la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE) en su compromiso de optimizar el proceso de gestión pública para vencer las brechas en la calidad de vida de la población, en ese marco ambas instituciones han entablado un diálogo fructífero con el presidente electo y su equipo.

En una segunda etapa, dijo, los gobiernos regionales van a impulsar la iniciativa de ley de la creación de del ministerio de apoyo a las regiones, para tal efecto en su momento conversarán con las bancadas parlamentarias, “nuestros congresistas representan las necesidades de las regiones, no de sus partidos políticos, en todo caso tienen que estar de acuerdo con la creación de este ministerio el cual no dará la oportunidad fortalecer nuestra economía y decisiones”, expresó.

En otro momento comentó que el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), tiene que evolucionar y permitir que sean las regiones las que tomen las decisiones pues actualmente este sistema es un filtro lento, “los proyectos maduran en mucho tiempo más de 4, 5 ó 6 años… prácticamente un gobernante ya no ve madurar sus proyectos de inversión si las obras se quedan a media ejecución y estamos en problemas cuando recibimos las carteras, los pliegos presupuestales de las regiones y locales, es así que recibimos más obras de continuidad que los nuevos proyectos que emprendemos y que hemos ofertado a la población”.

Dijo que no obstante la dación de disposiciones complementarias en el MEF que han dinamizado recién desde el mes de abril los presupuestos y la eficiencia de gasto en la regiones, lamentó que debido a la falta de autonomía fiscal la mayoría de los gobiernos regionales aun no alcanza en el mes de junio el 50% de la eficiencia de gasto, “la autonomía fiscal nos daría competencia de poder decidir sobre nuestro presupuesto y economía en nuestras regiones”.