GOBIERNO TIENE QUE GARANTIZAR ESTADO DE DERECHO Y GENERAR CONDICIONES PARA LA INVERSION MINERA Y PETROLERA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 23 de Noviembre 2020 .- Pablo de La Flor Belaúnde, director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), sostuvo que el Gobierno tiene que garantizar el estado de derecho y preparar las condiciones para facilitar la actuación de las empresas mineras y petroleras en el país. Enfatizó que el Perú tiene que aprovechar actualmente las oportunidades para salir de la crisis sanitaria y económica, al destacar que los precios internacionales de los minerales han subido en su cotización.

“El Perú tiene iniciativas del orden de los 60 mil millones de dólares en distintas etapas de desarrollo y lo que necesitamos son condiciones que permitan que esos grandes proyectos se puedan llevar a cabo y se puedan ejecutar con rapidez, no podemos perder tiempo, porque las circunstancias internacionales paradójicamente son propicias: el precio del oro está arriba, el precio del cobre está arriba, el precio del zinc también. Entonces tenemos que aprovechar las oportunidades que estas extrañas circunstancias y coyuntura internacional se presentan ante el Perú”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Para eso necesitamos no solo reglas de juego claras y estables, la vigencia del estado de derecho, la predictibilidad del entorno normativo, sino también condiciones que faciliten la actuación de las empresas. Para eso es importante la racionalización administrativa, tenemos más de 264 normas en la actualidad, que regulan el quehacer de las empresas mineras, son normas en muchos casos redundantes y lo que necesitamos es una dosis de racionalidad en el marco normativo”, destacó.

“Felizmente vemos en el sector minero una recuperación acelerada de los niveles de producción anterior a la pandemia. Preocupa sin embargo que no tengamos proyectos grandes, de envergadura, que rápidamente se echen a andar el próximo año. Hay tres proyectos que estamos concluyendo en su fase de implementación, pero si uno otea el horizonte no hay ningún proyecto comparable y significativo para los próximos años y eso debería llamar la atención del gobierno. Necesitamos en estos momentos generar condiciones para que la promesa del desarrollo minero se haga realidad”, resaltó.

Cierre de brechas

Señaló también que“hay una enorme responsabilidad del Estado. En el Perú tenemos el canon minero, que distribuye la mitad del impuesto a la renta que pagan las empresas mineras a las regiones, a las provincias y distritos donde se genera la producción”. “Esos recursos debieran ser suficientes para cerrar las enormes brechas, pero todavía se registran importantes déficits de los servicios sociales. Este es el momento para repensar el mecanismo del canon, acercarlo más a las comunidades y asegurar que esos recursos sean eficientemente invertidos para cerrar brechas y así evitar conflictos sociales que le hacen daño al país”, indicó.

“Hay una dosis de incredulidad y falta de confianza notable que vemos en la Selva, porque el Estado reiteradamente se compromete y asume tareas en acuerdos y mesas de diálogo, que después incumple, porque no hay capacidad de seguimiento, porque hay menos capacidad de ejecución, y resulta natural que las comunidades tengan cierta renuencia respecto al compromiso que el propio Estado realiza. Por eso es que el anuncio de cierre de brechas genera incredulidad y una demanda para se garantice que esos recursos van a ser ejecutados y cumplir los compromisos que asume”, comentó.

“Por primera vez en la historia del desarrollo hidrocarburífero peruano se dio la paralización completa de operaciones en la Selva y eso va a tener una repercusión notable en la transferencia fiscal. Estamos viendo la caída abismal que se ha producido en las transferencias al gobierno regional de Loreto y eso va a tener un impacto negativo sobre los proyectos que se tenía planeado ejecutar”, advirtió.

Manifestó que “esta ola de conflictividad generada por líderes con intereses subalternos esta afectando el bienestar de las propias comunidades a las que ellos dicen beneficiar”. “La conflictividad está teniendo efectos nocivos sobre el desarrollo regional, porque se ha traducido en la paralización de actividades, y eso a su vez está mermando la capacidad y posibilidad de implementar los proyectos que podrían generar bienestar para las comunidades”, afirmó.

“Estamos muy preocupados por la situación de la Selva. Felizmente la última semana hemos tenido una paz relativa, pero hay una serie de amenazas que siguen rondando, con acciones violentas por parte de estos frentes que no son representativos de los intereses de la región. Tenemos que mantenemos alertas y atentos a lo que ocurra en las próximas semanas”, expresó.

Suma de esfuerzos

De la Flor lamentó la polarización que el país ha venido viviendo las últimas semanas y dijo que es una tarea trascendente restañar las heridas y sumar las voluntades y los esfuerzos de todos los peruanos no solo para derrotar la pandemia y lograr la reactivación económica, sino para concluir con éxito esta transición democrática que nos permita bordar el Bicentenario con una elección limpia y transparente”.

 “La turbulencia está aparejada por una incertidumbre, que tiene unos efectos nocivos sobre el quehacer económico. Las inversiones se pueden paralizar, porque necesitamos predictibilidad, saber que las reglas son estables en el tiempo y que no van a ser objeto de variaciones de carácter arbitrario que terminen afectando los proyectos que se puedan implementar”, apuntó.

“Es un momento muy difícil que requiere la suma de esfuerzos de todos los peruanos, la concertación entre el Legislativo y el Ejecutivo, acordemos que en los últimos cuatro años hemos tenido una situación extrema de enfrentamientos, división y polarización, que debemos superar si es que queremos realmente sacar al Perú del hoyo en que se encuentra en materia de crisis sanitaria, económica y política”, recalcó.

Nuevo ministro

Respecto al nuevo ministro del sector, Jaime Gálvez, indicó que “es un economista, un profesional muy competente, que tiene una larga trayectoria, que conoce muy bien el sector minero, ha sido funcionario de distintas empresas, sobre todo ha tenido un paso destacado por el ministerio como viceministro durante la última administración del señor (Miguel) Incháustegui”. “Es alguien con quien hemos estado tratando en su condición de viceministro primero y desde esa perspectiva nos parece acertado que se pueda mantener la consistencia y continuidad de la gestión del ministerio habida cuenta de la importancia de los temas que estamos tratando y nos sentimos complacidos de esta decisión y es la más acertada”, precisó.

“Me parece destacable el mensaje de la nueva presidente del Consejo de Ministro respecto a la importancia y necesidad de forjar esos canales de comunicación y concertación con el Congreso. Nosotros creemos que es una tarea fundamental, considerando lo que ha estado sucediendo los últimos meses”, resaltó.

Sobre la actuación del Congreso, manifestó que “esta impronta populista de varias de las iniciativas, que se han venido desplegando en el propio Congreso”. “Nos mantenemos alertas y sobre todo con la mayor apertura para poder ser partícipes de este esfuerzo de concertación y que en los próximos meses se depongan estas actitudes populistas que prevalecen en el Congreso y al amparo de las cuales se ha puesto en jaque la estabilidad económica del Perú”, agregó.

Con relación al pedido de algunos sectores de cambio de Constitución, comentó que “felizmente se trata de una propuesta que no tiene mayor eco”. “Es algo que este grupo político ha venido planteando de un tiempo a esta parte, pero no es una propuesta que ha sido acogida por la población, ni siquiera por los jóvenes que se movilizaron en las protestas en la última semana y que fueron los responsables de lograr este cambio tan importante en el país. No es un tema que esté en la agenda nacional”, dijo.

Ver entrevista …..