GOBIERNO TIENE QUE EJECUTAR TODOS LOS PROYECTOS DE INVERSIÓN PÚBLICA CON UN SENTIDO DE URGENCIA MÁXIMA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

 RCR, 13 de agosto de 2020.- Carlos Anderson, economista y presidente del Instituto del Futuro, consideró que el Gobierno va a tener que ejecutar todos los proyectos de inversión pública que han sido anunciados el pasado martes por el premier Walter Martos en el Congreso, con un sentido de urgencia máxima, para superar la crisis económica y sanitaria que azota al país. 

“La crisis debería obligarnos a todos a tener un sentido de urgencia máxima. Estamos en una guerra con un enemigo invisible, entonces tenemos que tener mentalidad de guerra, porque es la única forma de enfrentarlo. Tenemos activos que están dormidos, hospitales que están paralizados, el Estado debe tomarlos y ponerlos al uso del país”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Remarcó, que si la inversión pública no se activa el sector privado no va a poder seguir. “La economía es como una rueda y tiene que rodar. Ahorita estamos atascados y como no nos movemos, nos hundimos. Para mover esa rueda el primer elemento es el consumo, pero quienes consumen hoy en día no tienen dinero porque no están trabajando, los han despedido o están en suspensión perfecta y no hay mucho dinero circulando”, manifestó.

Comentó que tal parece que el actual primer ministro es un hombre de acción, tiene un sentido más claro de la realidad, ha venido trabajando en la lucha contra el COVID”. “Ahora espero que también tenga una visión más realista en materia económica, porque ha habido un ejercicio de evadir una realidad que, a pesar de programas de asistencia Reactiva, Arranca Perú y bonos, hay una serie de acciones inconexas que no tengo idea si van a lograr a disminuir el desempleo tan brutal que tenemos hoy en día”, dijo.

“Todos tenemos que hacer votos para que la burocracia y los funcionarios entiendan que                               en una situación de pandemia y depresión económica, el único que tiene la capacidad de echar a andar la maquina es el Estado. Pero después de tres años de no ejecutar presupuesto para la reconstrucción del norte, hemos tenido que contratar a un gobierno extranjero para que construya colegios, pistas y cosas sencillas, que el Estado no es capaz de hacerlo por la corrupción y la burocracia”, expresó.

También lamentó que el deseo de descentralización, que es una aspiración histórica por el centralismo también histórico de Lima, ha sido muy mal conceptualizado y muy mal ejecutado. “Uno no puede dar recursos sin responsabilidades y no puede dar responsabilidades sin capacidades. Lo peor de todo es que hay capacidad de control, porque los propios gobernadores han elegido a quien los fiscaliza”, anotó.

“Durante los últimos 30 años nos hemos engañado al creer la historia de que tenemos una economía muy potente y moderna, incluso alguien por ahí escribía sobre el milagro económico peruano, pero no había ningún milagro. En 30 años no hemos podido crear una sola ciudad en el país que, por ejemplo, haya solucionado el problema del transporte urbano, nos hemos demorado un año en construir un kilómetro de la Línea 2 del Metro”, subrayó.