En Vivo

GOBIERNO REGIONAL DE AREQUIPA DESCUIDA SISTEMA DE SALUD

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: ElBúho

RCR, 7 de enero de 2021.- El decano del Colegio Médico de Arequipa, Javier Herbert Gutiérrez Morales, advirtió que el gobierno regional ha descuidado el sistema de salud a pesar de un rebrote de COVID-19 que prevé una segunda ola de contagios. Precisó que las autoridades regionales han sido incapaces de culminar la remodelación del Hospital Honorio Delgado desde julio del año pasado. 

“Se hablaba de una remodelación del Hospital Honorio Delgado que, a fin de mes de julio, agosto, setiembre, y ahora nos dicen que para el 15 de enero. Sin embargo, los recursos del gobierno regional se están destinando a otras obras intrascendentes como el coliseo en forma de sombrero que hay en Majes. Acá lo prioritario es la salud, pero más pesa el interés político de hacer obras sin sentido por poner su placa”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Lo triste que tendremos que pasar este año es que las lecciones aprendidas y que toda la población de Arequipa ha sufrido el 2020 la tenemos que repetir el 2021 y esto parte de un aparente exceso de confianza por parte de las autoridades sanitarias, que según ellos estamos preparados para afrontar una segunda ola. Si solo con este rebrote leve estamos notando ya problemas para la atención de pacientes graves, la situación se nos presenta como un escenario bastante complejo y una incertidumbre mayor para cuando empiece la segunda ola, que lo más seguro comience en abril cuando el otoño y el invierno se hagan presentes”, agregó.

Remarcó también que “se habló de la construcción del hospital rápido para camas UCI en el Hospital General de Arequipa, donde deberían funcionar 40 camas UCI, pero hasta ahora no hay ninguna”. “Las promesas del gobierno nacional no se han cumplido por diversas razones, falta de equipamiento, falta de personal capacitado en UCI. Ahora la pandemia nos está dando un plazo hasta abril para prepararnos mejor”, apuntó.

Señaló que “una segunda ola es una constante que tenemos que observar a lo largo de por lo menos unas cuatro semanas epidemiológicas, de que suba la positividad en los contactos que se están haciendo, cosa que no está sucediendo”. “En los índices de positividad diarios que nos hace llegar la gerente regional de salud, tenemos valores de 11%, 4%, 7%, el ultimo ha sido de 3%, tenemos un rebrote leve”, precisó.

“Sin haber entrado en una segunda ola o un rebrote severo, estamos notando que el sistema de salud en cuanto a camas UCI ha llegado a un límite, el sistema de salud en Arequipa también está haciendo un máximo esfuerzo para atender la demanda y eso se refleja en que no hay camas UCI en estos momentos. Es una situación crítica, porque no solo requieren camas UCI los pacientes que están con COVID, hay otras patologías, como por ejemplo una pancreatitis aguda, que van a requerir camas UCI y esta población si la requiere probablemente no va a poder acceder a estos servicios”, afirmó.

También falta personal de salud

Manifestó que “el problema básico que vamos a ver, aparte de UCI, es el problema de personal de salud”. “El seguro social ha despedido a muchos trabajadores, especialmente médicos que estuvieron trabajando en covid. En el sector del Ministerio de Salud hay una queja constante de que a algunos no se les paga los sueldos y a otros no se les paga los bonos y hay una incertidumbre”, anotó.

“En Arequipa la situación es crítica. Las plazas de residentes para médicos uciólogos han sido muy limitadas en todo el Perú, la pandemia ha demostrado nuestro gran problema de proyección estratégica. Se seguía pensando que tener un número de camas era suficiente, pero nunca se hizo un diseño técnico y cuanto nos corresponde de acuerdo a la cantidad de población. No hay mucha capacitación de médicos, nos falta recurso joven, porque hay médicos con morbilidad que ha tenido que retirarse. Nos queda un personal sometido a un estrés constante por el trabajo y el riesgo de la carga viral que hay en esos lugares”, recalcó.

Mencionó asimismo que “otro problema básico es que los centros de primer nivel de atención, que deberían ser los centros de contención, no están en las condiciones que deberían estar a pesar de las promesas que hay de las autoridades sanitarias”. “Por ejemplo, las pruebas para detectar el covid, no hay, es muy limitada, y ya de por sí esta es una situación que no estaríamos en capacidad de afrontar una segunda ola de COVID-19”, observó.

“Si la población no colabora en esto, vamos a llegar a la situación en la que está actualmente Reino Unido, donde se ha declarado un confinamiento total. Al final, la decisión va a tener que ser una imposición del gobierno central de volver a una cuarentena total si es que nos seguimos relajando en las medidas de bioseguridad. Lamentablemente muchas autoridades regionales, alcaldes provinciales y distritales, tratan de desconocer las disposiciones de las autoridades sanitarias”, comentó.

Ver entrevista..