En Vivo

GOBIERNO NO TIENE UNA POLÍTICA PARA ENFRENTAR LA CRISIS ALIMENTARIA EN EL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 29 de Mayo 2022 .- Fernando Eguren, presidente del Centro Peruano de Estudios Sociales (CEPES), sostuvo que el Gobierno no tiene una política para enfrentar la crisis alimentaria que amenaza al Perú y que va a afectar a los sectores sociales más vulnerables. Precisó, por ejemplo, que no existe una vinculación entre una política agraria y una política alimentaria.

“Cada país tiene sus particularidades y tiene factores que les permite capear de peor o mejor manera esta crisis global. En el Perú las políticas agrarias están divorciadas de las políticas alimentarias. En otros países el Ministerio Agricultura, por ejemplo, es también el Ministerio de Alimentación, entonces vinculan las políticas agrarias y alimentarias”, dijo.

Señaló que habría que tipificar lo que está ocurriendo en el Perú como una crisis agroalimentaria y en buena parte del mundo también. “No es solamente un problema de los alimentos, sino de toda la producción agraria y como se manifiesta esto en el país”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Hemos tenido todo estos dos años y pico de pandemia la reducción de los ingresos de una parte importante de la población ha sido notoria. En lo que es la población pobre y extremadamente pobre una buena parte de sus ingresos se van en la en la compra de alimentos. Ya en los años de pandemia, incluso sin considerar la crisis actual, ha habido un problema de alimentación y de acceso a los alimentos”, expresó.

Declaró que lo que lo que está ocurriendo ahora es que están aumentando los precios de los alimentos, lo cual afecta a todos, pero particularmente a los sectores de menores ingresos, que son mucho más en número que antes de los años de la pandemia. “También está afectando a la producción sobre todo de aquí adelante y esta afectación la producción se debe a la escasez y el encarecimiento de los fertilizantes químicos y particularmente de la urea”, afirmó.

“Una cosa notable que ha ocurrido en el Perú y en otros países donde hay agricultura parecida al Perú, con una gran presencia de agricultura campesina, es que en los dos primeros años de la pandemia el abastecimiento de alimentos ha sido más o menos normal, pero a costa de la descapitalización de muchos productores, que a falta de ingresos suficientes y de acceso al crédito, han tenido que vender parte de sus activos”, observó.

Ver entrevista …