En Vivo

GOBIERNO NO DEBE CEDER A LA EXTORSIÓN Y EL CHANTAJE EN EL CONFLICTO POR MINA LAS BAMBAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Especialista en temas de minería y desarrollo, Mario Cedrón Lassús, advirtió también que no será factible ningún diálogo entre el gobierno, las comunidades campesinas del entorno minero y la compañía minera, si se quiebra el principio de autoridad. 

RCR, 25 de marzo 2019 .- El gobierno no debe ceder a la extorsión y el chantaje de los comuneros que mantienen bloqueada una carretera estatal, como parte del conflicto entre la comunidad de Fuerabamba y la compañía Minerals and Metals Group (MMG), que opera el yacimiento de Las Bambas (Apurímac), demandó el especialista en temas de minería y desarrollo, Mario Cedrón Lassús.

“Solamente restituyendo el orden, el desbloqueo de la carretera, uno puede sentarse a dialogar…  Totalmente (hay extorsión detrás de las demandas en Las Bambas). Es un caso de delito flagrante que debe ser penado por la ley, si queremos que esto no se siga repitiéndose”, subrayó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Cedrón advirtió también que no será factible ningún diálogo entre el gobierno, las comunidades campesinas del entorno minero y la compañía minera, si se quiebra el principio de autoridad.

“Partamos del principio de que no se dialoga con delincuentes. No se dialoga con una pistola puesta en la cabeza. Cualquier posibilidad de diálogo tiene que pasar por el desbloqueo de la carretera. De lo contrario, el gobierno pierde toda credibilidad. Y pierde, sobre todo, el principio de autoridad que ya está bastante menguado”, enfatizó.

En ese sentido, estimó que con ello las inversiones en el Perú quedarían bastante debilitadas, “ya que nadie va a invertir en un país en el que el principio de autoridad ha quedado destruido”.

Asimismo, manifestó que el Estado no puede desligarse de su obligación constitucional, al señalar que el conflicto en Las Bambas “se trata de un problema que tiene que ser resuelto entre la empresa y la comunidad”.

“Por supuesto que no. Y yo creo que el señor (primer ministro, Salvador) Del Solar se juega acá su prestigio, sin haber pasado todavía por el Congreso, porque están bloqueando una carretera nacional. ¿Cómo puede decir que es un problema entre privados? Eso es imposible. Y mucho de la responsabilidad es del Estado por el abandono en que se encuentran ciertas zonas”, puntualizó.

El profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú se refirió igualmente a la posibilidad de otros actores colaterales en este conflicto, como el grupo terrorista chiita libanés Hezbollah; el líder radical del etnocacerismo, Antauro Humala; “y de otros agitadores que ocupan parte de las concesiones de Las Bambas, pequeños mineros que están allí operando, y el tema de la antiminería, en general”.

“Hay muchos opositores. Partamos del hecho de que la comunidad de Fuerabamba no se está oponiendo a que exista la mina. No están cayendo en lo que es antiminería pura.  Pero están cayendo en algo que es peor, que es la extorsión. Pero hay muchísimos intereses que lo que hacen es manipular a las comunidades”, aseveró.

En ese contexto, calificó de “gravísima” la incapacidad de este gobierno, y los anteriores, de garantizar el respeto al orden y la ley en el Perú.

“Si el Perú no puede garantizar la libertad de movimiento o de circulación, que es un principio básico y constitucional, entonces ¿quién va a querer venir a invertir en el Perú? Ese es el gran problema. Esto está afectando negativamente la imagen del Perú”, remarcó.

Ver vídeo…