En Vivo

Gobierno debe promover proyectos mineros para cumplir metas en reducción de la pobreza

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Ex ministro de Energía y Minas Jorge Merino señala que fomento a inversiones también debe involucrar a regiones y comunidades campesinas.

RCR, 27 de agosto de 2016.- En los últimos 15 años el Perú ha reducido la pobreza casi en un 22%, fenómeno que ha coincidido con la ejecución de los grandes proyectos de cobre, destacó el ex ministro de Energía y Minas, ingeniero Jorge Merino Tafur.

En diálogo con RCR, Red de Comunicación Regional, el especialista en temas mineros y energéticos destacó que, en concordancia con los objetivos trazados por el nuevo gobierno de cara al Bicentenario de la Independencia, si se quiere alcanzar un crecimiento económico superior al 5% anual que permita reducir la pobreza (prevista en 10 puntos) y generar empleo, se necesita una política de Estado para la promoción de los proyectos mineros.

Esta política, señaló, debe partir por tratar de cerrar las brechas de la pobreza, especialmente en las zonas rurales del país.

Resaltó que se diseña un nuevo enfoque donde los grandes proyectos mineros, con respeto medio ambiental y responsabilidad social, permiten fijar metas de reducción de la pobreza y crear condiciones para generar riqueza y beneficiar a las poblaciones desfavorecidas, fórmula que requiere de la presencia del Estado para garantizar su cumplimiento.

Merino Tafur, fue ponente en el XI Congreso Nacional de Minería (XI CONAMIN) que organizó el Colegio de Ingenieros del Perú y el Instituto de Ingenieros de Minas en la ciudad de Piura, el cual precisamente abordó el análisis de la problemática de la promoción de las inversiones mineras y el rol de esta actividad en el país.

El ex ministro comentó que la actividad cuprífera es muy importante y estratégica en el mundo, el Perú y Chile concentran el 40% de la producción mundial de cobre y, nuestro país es el tercero en el mundo con las mayores reservas de ese mineral, escenario que exige una política de promoción de los proyectos de inversión para coadyuvar al crecimiento económico.

Graficó, con los casos contrastados de las regiones mineras de Apurímac y Cajamarca, cómo la ejecución de las inversiones en este rubro son determinantes para el crecimiento económico y la reducción de la pobreza.

Recordó que Apurímac desde hace años registra un crecimiento de 20% en inversiones anuales que le ha permitido reducir la pobreza en 35 puntos –cuando en el 2001 era la región más pobre del país-, mientras que en Cajamarca cada año las inversiones mineras han decrecido 20%, en consecuencia, se ha estancado la reducción de la pobreza y esta región cuenta con los siete distritos más pobres del Perú.

En ese tenor, dijo que la ejecución del proyecto cuprífero Las Bambas, en la región Apurímac, es ejemplar, sin embargo, este no tendría trascendencia sino va a la par con el desarrollo humano, en ese sentido saludó que las comunidades hayan apostado por el diálogo y, el Estado haya logrado a través de las mesas de desarrollo institucionalizar la presencia de los diversos sectores públicos -agricultura, salud, educación, servicios de agua y desagüe, etc.- para atender las necesidades de la población.

Sobre Piura –donde se realiza el XI Congreso- el ex ministro deploró que las provincias andinas de Ayabaca y Huancabamba registran pobreza extrema de un 15% y pobreza general de 70% (no obstante, sus potencialidades mineras) muy por encima del promedio nacional de 22%.

Señaló que el Perú es un país de importancia mundial por sus reservas mineras y se debe usar la minería como locomotora de la economía, para tal efecto también se debe descentralizar estos esfuerzos con la participación de las regiones y de las comunidades campesinas.

En ese sentido, destacó que las mancomunidades, que agrupan a las regiones, diseñan un enfoque territorial de suma de sinergias en minería, conectividad, energía, agua para proyectos de irrigación, etc.

Saludó la participación en la próxima visita al congreso y exhibición “China Mining 2016” -el mayor evento minero chino, que se realizará en la ciudad de Tianjin en septiembre- del presidente de Apurímac, Wilber Venegas, a nombre de la Mancomunidad Regional de Los Andes y, de dirigentes de la empresa comunal del distrito minero de Rancas (región Pasco).

Dijo que la anunciada visita del presidente Pedro Pablo Kuczysnki a China para vender las oportunidades del país, deberá ser en la línea del modelo de este país asiático con grandes obras y desarrollo territorial que incluyen reservorios de agua, trenes, carreteras, proyectos mineros y energéticos, parques industriales, etc., enfoque global de inversiones que el Perú debe promocionar en todo el mundo.

Finalmente, sobre el Complejo Metalúrgico de La Oroya –el Congreso de la República aprobó la norma que amplía el plazo de liquidación de la empresa Doe Run Perú- el ex ministro comentó que se busca convertir a esta refinería en un polo de desarrollo en el centro del país.