En Vivo

GOBIERNO DEBE MODIFICAR CONTRATOS DE GAS, AGUA, MINERÍA Y TURISMO EN EL CUSCO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Tino Santander, candidato cusqueño al Congreso con el N°1 por el partido Contigo, asegura que en su región existe mucha rabia y peligro de que aparezca un movimiento terrorista por desatención del Gobierno.

RCR, 25 de noviembre de 2019.- Tino Santander, analista político y candidato al Congreso en representación del Cusco con el N° 1 por el partido Contigo, dijo que el Estado debería de modificar los contratos de gas, agua, minería y el canon turístico para beneficiar a las regiones, porque de lo contrario podría estallar un movimiento subversivo tan letal como lo fue Sendero Luminoso en los 80 y 90.

“La gente de la provincia de Anta me vino a buscar y ellos me pidieron que sea congresista pero yo les dije que primero tenía que ser candidato, me dijeron que se trata de un año, que necesitamos pelear los temas del gas, del agua y de la minería, el canon turístico. He estado con los familiares de los presos comunes, me han contado casos de corrupción en el Inpe y me han pedido que presente un proyecto de ley para ver cómo se revisan sentencias  o se privatizan las cárceles”, dijo el analista a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que “en Chumbivilcas varios dirigentes me han hablado de que hay que cambiar la forma de inversión minera. Ellos saben que cuando se inicia un proyecto minero, el Estado no aparece, porque quienes llegan son los funcionarios de las minas para hablar con los comuneros para ponerse de acuerdo sobre la licencia social. Eso es una locura, el Estado tiene que tener las reglas claras, porque la licencia social es un término abstracto y si la licencia social es el permiso que otorga la comunidad esto tiene que aclararse”.

Aseguró que “el modelo económico ha traído progreso, pero también ha traído una desigualdad y una frustración gigantesca, porque todo el mundo quiere tener celulares y no puede, todo el mundo quiere tener tarjeta de crédito y no puede, todo el mundo quiere estudiar y no puede. Podemos estar en la etapa previa de que estalle un fenómeno subversivo muy fuerte si es que no viene un Parlamento que entienda que hay que hacer las cosas de otra manera y un Gobierno que realmente trabaje. Está muy jodido el Perú”.

“La prensa y los cusqueños no creen en nadie ni en nada. La gente está refugiada en sus hogares, en su silencio y en su indiferencia. Eso es gravísimo, porque puede haber en cualquier momento un estallido social. Las causas que originaron el fenómeno senderista están vigentes y nadie lo quiere ver”, insistió.

Advirtió que “aquí la cosa es muy dura, hay gente que quiere nueva Constitución y mucha rabia. Los cusqueños ven que en Lima, un alcalde de La Victoria, un blanquito está golpeando a los provincianos ambulantes. Cuando los cusqueños ven que están golpeando a los ambulantes y colectiveros, no lo entienden, solo dicen que están golpeando al pueblo del Perú y los están empujando a la delincuencia”.

 “Te hablo desde mi tierra, provincia de Anta, distrito de Zurite, donde tenemos casi mil 500 hectáreas cultivadas de alcachofa que son exportadas por los campesinos que están aliados con muchas empresas privadas. Zurite tiene una gran andenería y atractivos gastronómicos y estamos en una asamblea con la comunidad de San Nicolás conversando para ver cómo nos va el 26 de enero”, comentó.

Marginación social

El candidato congresal afirmó que “los comuneros también quieren integrarse al capital y también quieren ser dueños de la mina, porque ellos dicen que nosotros hemos sido marginados desde la época de la Colonia hasta la República y donde hemos estado peor es en la República, salvo con Velasco Alvarado que cambió las condiciones de explotación servil, eso ha cambiado, y ahora quieren ser propietarios, quieren aportar a la economía del país de una manera diferente”.

Afirmó que “hay que tener cuidado con la gente está candidateando, en el Cusco se está haciendo una demagogia increíble, quieren traer 30 millones de turistas y eso es una alucinación. Pero también hay una determinación de luchar con las cúpulas limeñas. Por ejemplo, la cúpula del gas de Camisea solo funciona para Lima. El 2021 Lima va a tener seis millones de hogares con gas, el parque automotor tiene gas, la industria tiene gas, las hidroeléctricas tienen gas a precios baratísimos porque cuesta un sol, cuando tú llenas el tanque de tu carro solo gastas 10 soles”, dijo.

“En Cusco el gas cuesta 47 soles, en Quillabamba (la zona del gas) el gas cuesta 52 soles. Esto no se puede permitir, la gente del Cusco quiere renegociar el gas y renegociar el contrato, porque siente que el gas no le pertenece. Siente que es una estafa y que existe una cúpula limeña que se ha apoderado del gas. Eso es lo que percibe la gente y creo firmemente que tienen razón. Eso es lo más importante, hay que recuperar el gas, hay que cambiar las formas de minería, hay que modificar el Inpe porque hay seis mil presos en una cárcel para mil, hay acusaciones de que los funcionarios del Inpe son corruptos”, precisó.

También mencionó que “el canon turístico es una necesidad para el Cusco. Tenemos el problema de Perú Rail que hay que renegociar, tenemos una mafia que está en Consetur, que impide que los pueblos de Machu Picchu y Urubamba realicen una licitación con más beneficios para sus artesanos”.

“Hay cúpulas limeñas que en alianza con algunos guías de turismo direccionan a los turistas a determinadas tiendas limeñas en desmedro de los cusqueños, hay una serie de cosas que el Cusco necesita ordenar”, indicó.

Consideró asimismo que “tenemos un Gobierno Regional que es mayordomo del Gobierno central. Este funcionario elegido por Acción Popular es un solícito mayordomo del Presidente de la República. El Gobierno Regional está pintado en la pared, no existe en el Cusco, tiene 87% de desaprobación”.

Escuchar entrevista: