En Vivo

GOBIERNO DE PEDRO CASTILLO ES UN RÉGIMEN COMUNISTA QUE RETROCEDE UN PASO PARA LUEGO AVANZAR DOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 27 de Agosto 2021 .- Iván Arenas, analista político y columnista del portal El Montonero, sostuvo que el gobierno de Pedro Castillo es un régimen marxista leninista que ha por el momento ha renunciado a su discurso radical ante el Congreso de la República, para preparar a largo plazo la captura de todas las instituciones republicanas mediante un referéndum e implantar una dictadura comunista.

“La naturaleza del gobierno es marxista, leninista y algunos de ellos maoístas y otros apologistas de Sendero Luminoso. Estos marxistas leninistas siempre tienen un juego de gobierno y un juego de poder total. En estos momentos la estrategia de poder choca con la estrategia de gobierno que desarrolla Cerrón, Bellido y Castillo. Tienen una estrategia de gobierno que necesita dar un paso atrás, para dar dos pasos adelante con la estrategia de poder total”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que para tener una estrategia de poder total necesitan tomar las instituciones republicanas y la única posibilidad es a través de una asamblea constituyente. “La estrategia de gobierno ha chocado con esta estrategia de poder, porque hay instituciones que todavía están haciendo mella a este proyecto. El caso de la Defensoría del Pueblo, algunos fiscales y partes del Poder Judicial. Entonces, la estrategia de poder es a largo plazo”, precisó.

“Cerrón, Bellido y Castillo tienen una estrategia de poder a largo plazo, y es por eso que dejaron una actitud confrontacional, para tender puentes y dialogar. Todo esto obedece, no a una estrategia de gobierno, sino a una estrategia de poder. Eso no es para sacar la confianza, sino para no chocar contra la estrategia de poder, que es tomar las instituciones republicanas a través de una asamblea constituyente”, explicó.

Enfatizó que el comunismo siempre ha utilizado la vieja estrategia del flujo y reflujo para lograr la captura del poder. “Cuando cayó el Muro de Berlín hubo un periodo del reflujo, que es un periodo de corto, mediano y largo plazo, en el que tienen que ceder en algunas cosas con tal de llegar a los objetivos estratégicos. Esta es la parte donde están en un periodo de reflujo, es un paso para dar dos pasos adelante. Estamos frente a un gobierno marxista y el marxismo tiene una estrategia de llegar al poder. El marxismo es un manual de cómo llegar al poder, la gente no se da cuenta”, afirmó.

“Por ejemplo, Bellido dice que Velarde se va a quedar para dar ánimo a los inversores, pero siguen con la ley para las rondas campesinas, o siguen realizando en Piura, Ayacucho, Cusco, Tumbes, Arequipa y Moquegua especie de comités de apoyo a lo que se venga más tarde. Ellos están avanzando a mediano y largo plazo para la captura de las instituciones republicanas”, observó.

Manifestó que en el gobierno de Castillo hay dos tradiciones, la primera es la tradición marxista leninista maoísta, y la otra es una tradición marxista leninista procubana. “Hay dos tradiciones y al parecer estas están llegando a la conclusión de que necesitan unir fuerzas para que en el mediano y largo plazo puedan capturar a las instituciones republicanas. Cerrón es una mixtura de tradiciones, decía una economía popular de mercado, no han hablado del tema minero, han colocado a Maurtua, porque necesitan en este momento legitimarse ante la población”, precisó.

Tensión en Corredor Minero del Sur

Sobre el conflicto social en el Corredor Minero del Sur, consideró que el premier Guido Bellido ha quebrado la institucionalidad estatal en ese lugar. “Guido Bellido fue al Corredor Minero los primeros días de agosto y dijo que había solucionado el paro en Chumbivilcas. Bellido prometió que el distrito de Velille y otros iban a ser parte de la influencia directa de Las Bambas. Segundo, que el corredor vial del sur ya no iba a ser una vía nacional, sino que va a volver a ser una vía local. Tercero, que se iban a desactivar la criminalización de la protesta”, apuntó.

“Días después los chumbivilcanos, aprovechando que el Ministerio de Energía y Minas no había llamado a la mesa de dialogo, culparon a la empresa Las Bambas de que no estaba interesada en la mesa de diálogo. Bellido se ha rendido a nombre del Estado y ha quebrado la institucionalidad, porque ahora cualquier político puede ir a cualquier lugar y puede decir que parte de un área puede ser de influencia directa cuando esas son especificaciones técnicas”, expresó.

Añadió que a esto se aúna a la fragilidad de Espinar, donde hubo un paro para exigir bonos y a la semana ya estaban vendiendo los bonos. “Lo que se ha hecho al exigir esos bonos es esquebrajar aún más las instituciones. Ahora en Espinar quieren más bonos y Bellido le ha dado pie a las comunidades y a los operadores para alimentar expectativas y van a generar más conflictos sociales. Eso es lo que se teme en el Corredor Minero, de donde viene el 60% de la producción de cobre del Perú”, subrayó.

Ver entrevista …..