En Vivo

GOBIERNO COMETE UN ERROR AL CONSIDERAR A LA ODONTOLOGÍA COMO ACTIVIDAD NO ESENCIAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 05 de junio de 2020.- Jesús Ochoa, director médico de las clínicas Multident, saludó las acciones del gobierno en la lucha contra la pandemia global, pero señaló que ha cometido un error al considerar como actividad no esencial a la odontología, ya que las enfermedades dentales y bucales son dolencias de mayor prevalencia que la gripe, las enfermedades respiratorias y hasta el COVID-19.

“Yo reconozco el esfuerzo del gobierno para controlar la pandemia, sin embargo ha cometido muchos errores al considerar a la odontología como actividad no esencial. La odontología nunca debió cerrar, porque es una actividad esencial”, sostuvo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que la cavidad bucal es el receptáculo de virus y bacterias más grande que tiene el organismo. “Si solo se hubiera asociado al tapado de la boca e higienizarse bien los dientes, limpiarse la lengua, los índices de salud bucal endémicos, hubiéramos dado un avance. Ha sido un descuido, porque las autoridades en odontología no existen para el gobierno”, subrayó.

Mencionó, asimismo, que los seguros de salud ahora discriminan a los pacientes de tener acceso a la salud bucal. “Toda persona asegurada es un paciente siniestrado de la boca y va a costarle al seguro. La gente tiene que exigirle a su seguro la salud oral. Las enfermedades más prevalentes no son las respiratorias ni la gripe ni el COVID, son las caries, la enfermedad periodontal, el costo es muy alto para el país”, enfatizó.

Protocolos de bioseguridad

También dijo que la ciudadanía tiene que familiarizarse con la palabra protocolo al retornar a las actividades luego del aislamiento social obligatorio. “En las técnicas dentales hemos adoptado protocolos de bioseguridad mundial. La gente tiene que aprender a que tiene que tener una cita y respetarla, y los consultorios dentales tienen que tener una programación estricta de pacientes. Hoy ya no se puede atender al paso y la coordinación previa cita es el primer paso del protocolo”, precisó.

“Al llegar al consultorio se tiene que llenar un cuestionario de salud, la toma de la temperatura, la limpieza de los pies y la colocación de zapatos y gorros descartables. Las salas de espera han sido reducidas por el aforo y la contaminación cruzada en las revistas que había en las salas. Ya esto ha sido suprimido y van directo al consultorio, donde el dentista lo va a recibir con un atuendo de protección que son los overoles blancos, la protección visual, la máscara, gorro y guantes”, indicó.

Señaló que para la protección del paciente se controla el spray, que es la lluvia de microgotitas que se produce cuando el paciente habla, tose o estornuda. “Se neutraliza la carga viral cuando se enjuaga con agua diluida en agua oxigenada. Y  con eso va a tener una segura atención dental”, detalló.

“Hay una medida de bioseguridad que usamos los dentistas y es la esterilización de los instrumentos. En el consultorio dental ya han existido esos protocolos  y es el lugar más cercano a la bioseguridad de un quirófano, prolijo, limpio, esterilizado, con guantes, gorros, máscaras y lentes de protección como un uso cotidiano”, dijo.

Escuchar entrevista…