En Vivo

GOBIERNO CENTRAL TIENE QUE NEGOCIAR CON LA CONCESIONARIA COBRA PARA DESTRABAR EL PROYECTO MAJES SIGUAS II

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 12 de enero de 2022.- Javier Ísmodes, integrante de Promajes, dijo que el gobierno central tiene que negociar directamente con la concesionaria Cobra, para destrabar el proyecto Majes Siguas II. Precisó que la solución está en revisar el contrato y buscar un acuerdo entre las partes, para reiniciar esa obra de irrigación que impulsará el desarrollo del sur del Perú.

“El ejecutivo debe tomar las riendas del proyecto, porque si no van a ser 10 o 15 años más de espera, cuatro años de arbitraje, digamos que se gane o se pierde el arbitraje nueva licitación, nuevo reinicio del proyecto, vamos a llegar a las calendas griegas y el proyecto con más de 50 años de diseño no va a ejecutarse”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR)

Señaló que es necesario invocar al gobierno central para contribuir a esa negociación. “Cobra es una empresa que recientemente ha sido adquirida por una trasnacional francesa, ya no está en poder del accionariado español y hay una posibilidad de buscar una salida eficiente reduciendo el monto que el gobierno regional va a pagar y continuando el proyecto porque tampoco ha habido cumplimientos claros por parte de Cobra”, indicó.

Explicó que la solución está en revisar el contrato. “La adenda 13 tiene dos observaciones de la Contraloría General de la República Y nunca se han tomado en cuenta. Se ha ido a ciegas a pretender firmar una adenda 13, esa adenda no se firmó. Nadie dice que no debe haber una adenda, pero es consecuencia una negociación eficiente entre las partes”, precisó.

“La responsabilidad es del gobierno regional y de los funcionarios, pero aquí creo que se abre una posibilidad de renegociar el contrato, de pedirle a la a la nueva titular de Cobra que permita mayor transparencia, que ejecute el proyecto en tiempo corto y sobre todo con eficiencia o sea tampoco es que Cobra haya cumplido con todas sus con todas sus prestaciones contractuales”, apuntó.

Reveló que el Gobierno Regional de Arequipa se comprometió a entregar al proyecto las zonas liberadas del Pusapusa y Harukamarca, complicando la posibilidad de ganar un eventual arbitraje internacional. “Se comprometió con otras prestaciones menores y no las ha cumplido y hay una serie complicación para para ganar ese arbitraje”, expresó.

“A la luz de los hechos Majes Siguas tiene 11 primeras piedras, han llegado e inaugurado 11 veces, eso es indigno, es ofensivo, es supino, es excesivo. Aquí tiene que ver la actuación de la gobernadora en funciones la señora Kimberly Gutiérrez, del ministro agricultura, a mi humilde opinión tiene que ver una comisión urgente de renegociación de ese contrato desde el punto de vista legal y técnico”, manifestó.

Manifestó que el tema habría que tocarlo por tres aristas. “En primer un lugar, por la arista económica productiva, Majes es la expectativa más importante de la región sur del país y porque no decir que el Perú tiene en un proyecto agroindustrial agrícola de nivel exportador, cien mil empleos probables, una cantidad de cifras que pueda superar en 6% del PBI regional y muchas oportunidades logísticas y de infraestructura, que se van a generar a partir de ese proyecto que tiene más de 48 años. Aparece en el plan Perú de Velasco escrito ahí y desarrollado”, precisó.

“Está bendita adenda 13 es la madre del cordero, es la que origina la imposibilidad de continuar con el proyecto, porque se compromete dinero, se argumenta un cambio tecnológico a que nuestro humilde criterio es un cambio innecesario, porque finalmente el administrador del agua es el concesionario, es decir el consorcio Cobra, si tiene mayores beneficios y mejores oportunidades a partir de estas mejoras consideramos nosotros que el debió asumir la responsabilidad financiera de este proyecto”, explicó.

Puntualizó que Cobra es una empresa que no ha actuado con transparencia y ha manipulado su posición contractual. “Lo lamentable desde el punto de vista legal de la responsabilidad y ético es la conducta de los funcionarios regionales al firmar una adenda 13 inyectando más dinero, avalando con el gobierno central el proyecto y además con la menor transparencia que con la que se ha manejado”, subrayó.

Ver entrevista…