GOBERNADOR DE LORETO MEDIARÁ EN CONFLICTO DE LOTE 192

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 16 de octubre 2017.- El gobernador de la región de Loreto, Fernando Meléndez,  comprometió su mediación en el problema de los trabajadores retenidos en el lote 192 (Andoas) por las comunidades nativas que exigen al gobierno la realización de una consulta previa, según lo confirmó Miguel Vela, representante del grupo de personas impedidas de salir de la zona petrolera, tras sostener una prolongada reunión con la referida autoridad el pasado 13 de este mes.

“El gobernador se ha comprometido a emitir un pronunciamiento en breve, en el cual reafirmará su decisión de liderar la solución para el lote 192. Tendremos otra reunión para que nos comunique los avances y cuál sería la acción inmediata a tomar”, dijo en declaraciones a RCR.

Uno de los temas que más preocupa a la región es la afectación de este conflicto a la economía regional, pues la gobernación deja de percibir los recursos del canon petrolero, que son ingresos vitales parta atender las demandas de la población.

“El gobernador nos dijo que la falta de recursos del canon petrolero no permitirá avanzar con las obras y con el plan estratégico para desarrollar la región Loreto y por eso señaló que es una pena que comunidades que están siendo atendidas por la autoridad regional estén involucradas en esta situación”, sostuvo.

Economía afectada

Vela indicó también que son cerca de cuatro mil  trabajadores que laboran de manera rotativa en el Lote 192 que ahora ven afectada su economía por la paralización de la producción del  crudo.  “El lote 192 es el yacimiento petrolero más grande del país,  que aporta más canon a la región, desde el 19 de setiembre no se está produciendo ni una sola gota de petróleo”, reveló.

Como trabajador, manifestó su preocupación por la integridad de las personas retenidas y por las condiciones de las instalaciones del campamento tomado por las comunidades nativas y dijo que esas acciones no son un atentado contra la empresa privada, sino contra el patrimonio nacional.

Explicó que una vez se llegue a una solución  del problema, la reactivación de la planta será muy lenta  porque hay que evaluar los daños ocasionados por la paralización de la producción y la intervención  de terceros ajenos al proyecto.