GLENN ARCE: ACTIVIDADES AGROPECUARIAS EN VALLE DEL TAMBO (AREQUIPA) PODRÍAN FORTALECERSE CON PROPUESTAS DE INVERSIÓN DE SOUTHERN

Redacción 18 de julio del 2019 - 1:40 PM

Economista, Glenn Arce, advirtió también de la afectación a las inversiones nacionales y extranjeras, especialmente a la minera, que tendría el efecto desacelerador de la economía nacional, causado por la recesión económica.

RCR, 18 de julio 2019 .- Las actividades agropecuarias en el valle del río Tambo (Arequipa) podrían fortalecerse significativamente si se consigue convocar y adherir a los productores agrícolas y ganaderos de la provincia de Islay, a las inversiones que tiene en cartera para desarrollar este sector la compañía Southern Perú, mediante la operatividad del proyecto Tía María, estimó el economista, Glenn Arce.

“Con la tecnología (relativa a la explotación minera) no (se) va perjudicar al agro. Todo lo contrario. Van a tener, también, nuevas inversiones. Y, como ha venido anunciando Southern, que tiene un dinero para poder apoyar a que estas actividades (agropecuarias) se fortalezcan. La cosa es que se sienten a conversar la gente de Southern y del gobierno con los agricultores y vean las bondades que tiene ese proyecto”, subrayó.

Sin embargo, reconoció que en el caso de la explotación del emprendimiento minero de Tía María, existe una elevada posición “de negación total” a la minería, por parte de un importante sector de  agricultores, pobladores y dirigentes sociales de la citada provincia arequipeña.

Indicó que dicho rechazo fue construido a pulso por Southern, por sus malas prácticas y políticas de sociabilización y empatía con la población del valle del Tambo.

“Ellos debieron desde hace diez años comenzar a trabajar e indicar e informar a la población que realmente tendría más ventajas que desventajas…  Ha sido un trabajo mal hecho, de parte del gobierno, y también por parte de la empresa, por tratar de solucionar sus problemas”, puntualizó.

Pese a ello, estimó que en la región Arequipa hay un gran porcentaje de la población que sí está a favor de la minería. “En lo que sí están en desacuerdo es en la forma cómo se han llevado a cabo (las prácticas intercomunitarias). Lastimosamente, este proyecto no lo han conducido correctamente”, recalcó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Arce advirtió también de la afectación a    las inversiones nacionales y extranjeras, especialmente a la minera, que tendría el efecto desacelerador de la economía nacional, causado por la recesión económica.

“Esto lo podemos ver en la inversión minera, Si ya Tía María es bien difícil que salga, podría traer consecuencia en los dos proyectos mineros que están por desarrollarse, como es el caso de Quellaveco. Y eso sí sería bastante preocupante”, enfatizó.

El académico advirtió la presencia de un grupo radical muy recalcitrante que monopoliza y dirigente la más férrea oposición a la inversión minera en Arequipa, el mismo que –anotó- “no lo hace por conciencia, sino por factores personales y sacar provecho político de la coyuntura”.

“Y nos ven realmente las ventajas de que nuestra economía siga creciendo. Tenemos que saber que en nuestro país y en nuestra región no tenemos una economía diversificada, dependemos mucho de la minería. Si este sector no se desarrolla, no vamos a tener un progreso”, remarcó.

En ese sentido, lamentó que no se haya nada por diversificar la economía y las actividades productivas, y de la que una buena alternativa para Arequipa siempre ha sido el tan postergado desarrollo de una agroindustria para la región

“Las tierras del valle del Tambo son muy ricas para la agricultura. Eso no hay que negarlo. Tienen un nivel de productividad estupendo. El problema está en que no hay grandes inversionistas para potenciar la agroindustria. Para ingresar a este sector es necesario entender que los niveles de inversión son ingentes. Y ahí necesitan asociarse o de capitales que loa apoyen”, puntualizó.

El profesor de la Universidad San Agustín de Arequipa calificó también de “mero interés político”, la nueva propuesta de los sectores radicales antimineros para someter a “referéndum” todos los proyectos de inversión minera del país.

“Se ha dejado que un grupo pequeño que eran los antimineros, hace diez años, comiencen a crecer y tenemos los resultados de hoy en día… Y, lastimosamente, hay mucha gente que se deja llevar… Sólo esperemos que no sea otra Conga”, anotó”, concluyó.

Escuchar Entrevista