En Vivo

GIL BECERRA: SENDERO LUMINOSO PARTICIPA EN TODAS LAS MANIFESTACIONES VIOLENTAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 05 de Enero 2021 .- José Luis Gil Becerra, exdirector general de Inteligencia del Ministerio del Interior y exintegrante del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) y candidato al Congreso por el partido Victoria Nacional que lidera George Forsyth, sostuvo que Sendero Luminoso tiene un ejército guerrillero popular que participa en las marchas y manifestaciones violentas en todo el país. También dijo que el presidente Francisco Sagasti y la premier Violeta Bermúdez han debilitado a la Policía Nacional al limitar sus funciones y pasar ilegalmente al retiro a 18 generales PNP.

“Ya ha quedado demostrado que Sendero Luminoso tiene su ejército guerrillero popular para tiempos de paz. Está escrito en documentos que hemos mostrado, está evidenciado además por la captura de estas 76 personas por la Dircote y la Diviac. Se ha evidenciado por los videos como los entrenan y como les dicen que tienen que ir a la guerra popular”, afirmó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que “en los documentos ellos dicen que deben participar en las marchas, en toda forma de conflicto social se ha demostrado su presencia”. “Hay infiltrados y debemos separar la paja del trigo. Las legítimas demandas de los pobladores y agricultores no tienen nada que ver con estos grupos de gente que va y se infiltra, azuza y ataca a la fuerza policial”, aseguró.

“Lo que llama la atención es la incontinencia verbal de (la congresista) Rocío Silva Santisteban, que en su visión sesgada de que todo lo que es Policía es represión, dio una patinada hace un par de días al denunciar que había una mujer desaparecida dejando la sensación de que la Policía tiene la ‘costumbre de desaparecer a la gente’, dijo.

“Finalmente, apareció la señora supuestamente desaparecida, se presentó en la comisaría y dijo que estaba en casa de sus familiares y que no tiene celular. La señora Rocío Silva Santisteban no ha tenido la delicadeza de disculparse, ni ella ni los organismos de derechos humanos, que ella manipula. Así no se construye país, así no se fortalece a la Policía, así no se alienta al diálogo”, indicó.

“Yo lamento mucho que el presidente Sagasti , la premier y el ministro del Interior, que tienen una misma corriente ideológica, estén cegados queriendo responsabilizar de la situación del país a la Policía Nacional, cuando han sido ellos los primeros promotores de debilitar a las fuerzas del orden, de limitarlos en sus funciones, y decirle si puede ir, pero no mueva las manos y no use armas no letales y no use la fuerza, solamente esté ahí, y no enviar el número de personal adecuado para contener”, comentó.

Policía con años de historia

Expresó que “la Policía Nacional tiene años de historia. En la última década ha habido cientos de marchas y protestas, en las cuales la Policía ha impuesto el orden con muy poco costo social”. “Los manifestantes saben que no pueden excederse en sus reclamos. Los que han provocado la situación en la que está el país no es la Policía Nacional, acá estamos desviando la atención, aquí queremos echarle la culpa a la de la situación social en el país”, puntualizó.

“Quienes han puesto en el tapete el tema agrícola en el Perú, son ellos. Son quienes han debilitado a la Policía Nacional sacando ilegalmente a 18 generales, quienes han vulnerado la ley, quienes son los que tienen ministros con hermanos terroristas. La Policía Nacional cumple con su labor de mantener el orden. La percepción equivocada del presidente, de la premier y del ministro del Interior por puras razones ideológicas, hacen transmitir a la población que el responsable de todo esto es la Policía Nacional. Acá hay una intencionalidad ideológica y política nefasta contra la Policía, que es la que está más cerca que nunca de la población”, recalcó.

Mencionó que “a nivel nacional existen aproximadamente 200 conflictos sociales que vienen siendo monitoreados por la Defensoría del Pueblo y por otras organizaciones”. “Este embalse de conflictividad social es por motivos agrarios, energéticos, incluso hasta disputas interdistritales, otros están en etapa de crisis o todavía no han iniciado su escalamiento y hay que tratarlos con cuidado, pero para que los conflictos sociales puedan mantenerse en un nivel adecuado es la fuerza de seguridad la que garantiza que no haya excesos que nadie quiere tener”, afirmó.

“Tenemos una fuerza de seguridad diezmada y débil. Si son 500 o mil personas que están adoptando una medida de fuerza con violencia, no se puede anteponer a 50 policías. Lo que tiene que anteponerse es una fuerza capaz de advertir a la gente que está cometiendo delitos que tiene que estar dentro de la ley. Nadie está en contra de las protestas, pero siempre aparecen pequeños grupos de gente violenta que ataca a los policías. En el caso de Ica y de Virú, hay legitimidad, los mismos dirigentes dicen que están en proceso de conversación y que además han anotado que hay gente que están promoviendo la violencia y son extraños a su propio movimiento”, aseveró.

Señaló que “la Policía tiene que ser fortalecida”. “Segundo, evaluar la correlación de fuerzas. Si yo tengo una fuerza mayoritaria de mil personas muy violentas y nosotros somos 50 no vamos a poderla contener. Mantener posiciones de defensiva es lo que corresponde, porque si no hay actitud del gobierno o del Congreso para resolver el problema, si vemos que la gente está siendo manipulada para ejercer más actos de violencia, la Policía va a tener que tomar sus medidas, pero no mandemos a 50 efectivos  a contener a mil personas”, observó.

Ver entrevista…