En Vivo

GGTP: PARO DEL 20 DE JUNIO ES EN CONTRA DEL PLAN NACIONAL DE COMPETITIVIDAD Y PRODUCTIVIDAD APROBADO POR EL GOBIERNO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Secretario nacional de organización de la CGTP, Hammer Villena, manifestó que el Plan Nacional de Competitividad y Productividad  es lesivo para  a los intereses de la clase trabajadora y para el país.

RCR, 14 de junio 2019 .- El paro nacional del 20 de junio tiene como principal objetivo la discusión, modificación, y eventual eliminación, del Plan Nacional de Competitividad y Productividad, aprobado por el gobierno y elaborado por la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP), que es lesivo a los intereses de la clase trabajadora y del pueblo peruano en general, afirmó el secretario nacional de organización de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Hammer Villena.

“Estamos bastante preocupados. Y esta preocupación debe trasladarse a la población y a los líderes sindicales y populares, porque se viene manejando bajo la manga un Plan Nacional de Competitividad y Productividad que es lesivo, no solamente a los intereses de la clase trabajadora, sino porque está hipotecando al país, de acá al año 2030”, subrayó.

Denunció, además, que dicho Plan ha sido mantenido en un secretismo casi total, a fin de evitar el  conocimiento real de su contenido, al punto que fue aprobado por un Decreto Supremo, el 345, que fue publicado “oportunamente” el 31 de diciembre de 2018; es decir, el último día útil del año pasado.

“Si es que, como dicen, este Plan Nacional de Competitividad apuntaría a un desarrollo sostenible que beneficie al país, ¿por qué no lo dan a conocer? ¿Por qué no lo han sacado en los medios de comunicación? ¿Por qué no lo han expuesto? Porqué los creadores, que son la CONFIEP y el propio ministerio de Economía, no lo han expuesto públicamente para que se pueda atender la opinión  (de la ciudadanía)”, remarcó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Villena manifestó también que la demanda irrenunciable de la CGTP, y los gremios laborales para retomar el diálogo con el gobierno, roto tras la aprobación del citado Decreto Supremo 345, que legaliza el denominado Plan Nacional de Competitividad, pasa por la derogación de su punto 5, que elimina inconstitucionalmente una serie de derechos laborales.

“El objetivo 5 pretende desaparecer derechos que ha costado tanto a la humanidad lograrlos. Por ejemplo, la estabilidad laboral. Y nos estamos hablando de una estabilidad absoluta, porque nunca ha existido. Pretenden desaparecer el régimen general. ¿Qué significa esto? Que no va a haber pago por Compensación de Tiempo de Servicios n(CTS), gratificaciones, vacaciones”, detalló.

Asimismo, agregó que procuran desaparecer la negociación colectiva que, anotó, es un derecho logrado con mucho sacrificio.

“Al desaparecer la negociación colectiva, no van a existir los convenios colectivos. Y mucho peor:  pretenden desaparecer el arbitraje. Entonces, ¿cuál va a ser el mecanismo de diálogo? Y este Plan, ojo, es hasta el 2030… O sea, ¿pretenden matarnos de hambre hasta el 2030?”, apuntó.

Hemos agotado todas las posibilidades de dialogo

El dirigente laboral precisó que la CGTP y los gremios agotaron infructuosamente todas las oportunidades de diálogo, que se desarrollaron desde el año pasado con representantes de todas las instancias gubernamentales y del ministerio de Economía y Finanzas; así como en el Consejo Nacional de Trabajo (CNT), sin obtener ningún resultado positivo.

“Las empresas siguen con sus gollerías, con este Plan, porque no van pagar impuestos… Bajo ese mecanismo, no se puede hablar de desarrollo sostenible, sacrificando al pueblo y a los trabajadores con este Plan Nacional de Competitividad, que favorece solamente a las empresas. Y le decimos a los señores empresarios: debatamos este Plan. No nos cerramos tercamente en una posición. Lo queremos es debatir y demostrarles que sí tenemos propuestas (alternativas)”, puntualizó.

Y ante la inminencia de la medida de fuerza, advirtió que dicho dialogo no será posible bajo la pretendida camisa de fuerza de la suspensión del Paro Nacional del 20 de junio.

“Por eso es que decimos: queremos dialogar. Pero, por lo menos, una señal o una voluntad política de que realmente quieren solucionar el problema sería derogar el objetivo 5 de ese Decreto Supremo 345. Y para demostrarles que no sólo nos preocupa lo que nos atañe directamente a los trabajadores, sino todas las propuestas que están en este Plan Nacional de Competitividad”, enfatizó.

Agregó precisamente que una de dichas propuestas en cuestión es la del objetivo 1 del Plan, referido a la mantención de las desacreditadas Alianzas Público Privadas, muy relacionadas con diversos casos de corrupción, “cuando diversos estudios independientes han demostrado que no han resuelto los déficit de infraestructura, y lo único que han hecho es enriquecer a las empresas privadas”.

“Estoy seguro, como lo ya ha hecho la presidenta de la CONFIEP (María Isabel León), (que) sale y utiliza los medios de comunicación para mentir… Hablan de que van a mejorar el capital humano, y que el mejoramiento de ese capital humano va a ser a través de una formación que va a contribuir al desarrollo sostenible. Nosotros no estamos en contra de eso. Pero lo que no dice el Plan es que no van a incrementar el presupuesto. Entonces, la pregunta es: ¿con qué presupuesto van a capacitar a este capital humano?”, aseveró.

En consecuencia, Villena advirtió al gobierno que después no intente acusar a la CGTP y los convocantes al paro nacional, de impulsar un supuesto estallido social irresponsable con esta anunciada protesta.

“Este Plan perjudica a todos, y por eso está mereciendo la reacción de todos… Es el gobierno que, irresponsablemente, desatendiendo los pliegos de reclamos y no escuchándonos, el que está originando estallido social”, anotó.

El exsecretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación Peruana (SUTEP) señaló igualmente que los participantes del paro nacional del 20 de junio, se incluyen en un amplísimo abanico de organizaciones institucionales laborales y sociales, tanto de los sectores público y privado del país.

“Ya tenemos la ratificación de su participación, en esta medida de lucha, de todos los trabajadores estatales agremiados en la CITE. Las cuatro grandes centrales (laborales), lideradas por la CGTP. Está el SUTEP. Los trabajadores de las Fuerzas Armadas, del Banco de la Nación. En el caso del sector privado, los transportistas han asegurado su participación. Indudablemente, el sector agrario, que hace poco tuvo una paralización. Porque se han dado cuenta de que todos estos ejes (del Plan de Competitividad), de alguna forma los van a perjudicar”, concluyó.