Gas boliviano inundará sur del Perú

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Ing. Antonio Gamero observa que será solución a corto plazo frente a lentitud de Gasoducto Sur Peruano.

RCR, 09 de agosto de 2016.- Frente a la perspectiva que el suministro procedente del Gasoducto Sur Peruano va a tardar varios años en beneficiar a los pueblos del sur del país, a corto plazo se prevé que el gas boliviano atenderá esta demanda, sostuvo el ingeniero Antonio Gamero Márquez, especialista en temas de energía.

En entrevista a RCR, Red de Comunicación Regional, el experto dijo que Puno tiene una gran ventaja debido a su posición geográfica, pues se tiene previsto que a partir del mes de octubre va a recibir el suministro de gas natural licuefactado procedente de Bolivia.

Refirió que una empresa de capitales peruanos en Bolivia –Energigas- suministrará el energético y se prevé que con sus operaciones virtualmente inundará de gas barato todo el sur peruano lo que implicará un ahorro mensual de 45 a 65% en cada hogar.

En efecto, Energigas precisó que desde octubre se iniciará el transporte de Gas Natural Licuado (GNL), que en una primera etapa se comercializaría cerca del 40% del volumen importado y entre diciembre 2016 a enero de 2017 ya se colocaría el 100% de la capacidad importada, que asciende a doscientas toneladas diarias de GNL. La firma boliviana que abastecerá a Energigas es la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Gamero Márquez, comentó que la corrupción de la constructora Odebrecht (caso Lava Jato) ha paralizado el proyecto del GSP y se espera que con la transferencia de las acciones de la gigante brasileña se destrabe el problema y se obtengan los créditos necesarios para su continuidad (con los otros socios, la española Enagas y la peruana Graña & Montero).

Observó que el trazo principal del GSP –que parte de Camisea en Cusco y llega a Ilo en Moquegua- no considera un ramal para Puno e inclusive el proyecto al cual esta región ha sido incluida (denominado “Masificación del uso del gas natural – distribución de gas natural por red de ductos en las regiones de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Cusco, Puno y Ucayali”) tiene prevista muy pocas conexiones domiciliarias para las principales ciudades altiplánicas: aproximadamente veinte mil en Juliaca y doce mil en Puno.

La ciudad de Arequipa tampoco ha sido considerada en el proyecto del GSP y el proyecto del gasoducto regional (a cargo de la española Gas Natural Fenosa para Arequipa, Moquegua, Ilo y Tacna) que la atenderá, prevé cuarenta mil conexiones en la Ciudad Blanca, tendido que se desarrollará entre 2017 y 2023.

Gamero Márquez, instó a los gobiernos regionales y autoridades municipales gestionar ante el Gobierno Central que se considere la ampliación de consumidores residenciales y comerciales para que también puedan gozar de beneficio del primer paquete de los gasoductos virtuales a cargo de Fenosa y Graña & Montero.

No obstante la lentitud de las obras, el experto destacó que el GSP finalmente tendrá un impacto económico y social muy importante en la Macro región Sur con el masivo uso del energético en las conexiones domiciliarias, negocios, industrias, transportes, gasocentros, etc.

Además, permitirá el funcionamiento de dos centrales térmicas de 500 megawatts cada una –que se están construyendo en Ilo (Moquegua) y Mollendo (Arequipa)- lo que abaratará la energía eléctrica y traerá mayor progreso a esta parte del país.