En Vivo

GARCIA TOMA: NO AVIZORO VIABILIDAD EN PROPUESTA DEL EJECUTIVO PARA REFORMAR EL PJ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

“Existe un choque de poderes para controlar la justicia en el país”, sostiene jurista

RCR, 13 de julio 2018.- El ex ministro de Justicia y ex presidente del Tribunal Constitucional, Víctor García Toma, afirmó que la propuesta del poder Ejecutivo para reformar el sistema de judicial en el Perú no tiene viabilidad debido a que, en la actualidad, existe una pugna entre todos los poderes del Estado para controlar la justicia en el país.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), García Toma cuestionó la “poca voluntad política” del Congreso de la República y del Poder Judicial para acompañar la propuesta del gobierno de Martin Vizcarra, quien hace unos días anunció la conformación de una comisión especial de reforma del sistema de justicia.

“No he observado a los representantes de Fuerza Popular muy seguros de acompañar la propuesta del presidente. Y por otro lado he visto a un Poder Judicial ciego de autonomía de poder. Por eso, no avizoro que esta propuesta en el tiempo llegue a ser viable. Será difícil conseguir apoyo de los otros poderes”, anotó.

Asimismo, refirió que el anuncio hecho por el Poder Judicial para crear una comisión de reforma autónoma sólo trasluce un nulo nivel de autocrítica por parte de este poder del Estado. En consecuencia, señaló que no ve una voluntad de la institución que preside Duberlí Rodríguez (presidente del PJ) para apoyar la reforma del Gobierno.

“Lejos de haber actuado como la ciudadanía lo esperaba, el Poder Judicial ha apelado al viejo cuento de la autonomía y ha formado su propia comisión. Esto nos dice claramente que no quieren acompañar al presidente. No se avizora una respuesta positiva, lamentablemente”, subrayó.

Por último, advirtió que, si las autoridades de los distintos poderes del Estado no toman consciencia de la enorme brecha que están abriendo con la ciudadanía como consecuencia de los bochornosos casos de corrupción que salen cada semana, podría comenzar una crisis que lleve al país a un atraso a nivel general.

“Si persisten en esta lucha de poderes, seguirán creciendo los movimientos “que se vayan todos” y demás. Y eso nos lleva a un resquebrajamiento de un respeto básico por el político o ciudadano. La crisis podría terminar en un atraso para el Perú”, sentenció.