García Belaúnde: “El gobierno lejos de combatir la corrupción trata de cohabitar con ella o de encubrirla”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Legislador calificó de “muy mala” la participación del Ministerio Público en el caso de la empresa brasilera Odebrecht.

RCR, 26 de diciembre 2016.- Me parece que todo eso es indignante y el gobierno lejos de combatir la corrupción, trata de cohabitar con ella o de encubrirla, así se refirió el congresista Víctor Andrés García Belaúnde, respecto a los sobornos realizados por la empresa brasilera Odebrecht a funcionarios de los gobiernos peruanos entre los años 2005 y 2014.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, García Belaúnde, criticó con dureza el poco accionar de las autoridades que administran justicia en nuestro país, por no haber tomado acciones inmediatas tras conocer que la empresa brasileña Odebrecht sobornó por aproximadamente US$ 29 millones a funcionarios del Gobierno peruano, con el fin de obtener contratos para la ejecución de obras públicas durante las gestiones de los presidentes Alejandro Toledo Manrique (2001-2006), Alan García Pérez (2006-2011) y Ollanta Humala Tasso (2011-2016).

El parlamentario de Acción Popular (AP) calificó de muy mala la participación del Ministerio Púbico debido a que actúa con dureza contra los “chicos” y a los “grandes” los deja que se vayan y no les hacen nada –en clara alusión a los empleados de Odebrecht en el Perú, señaló.

“Acá la Fiscalía no se ha dado cuenta todavía, no ha intervenido, no ha allanado las oficinas, no ha impedido la salida del país” (de los funcionarios implicados).

Respecto a la instalación de la Comisión Lava Jato del Congreso de la República –la cual él integra- indicó que es inevitable solicitar la presencia de los tres ex presidentes (Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala) a dicha comisión.

Asimismo, calificó de “corrupción espantosa” lo sucedido durante las gestiones implicadas en estos delitos en donde probablemente hayan intervenido las más altas autoridades, no obstante, calificó los hechos de indignante y nauseabundo para la sociedad peruana y señaló que habría que llamar la atención al Estado en general.

“Como estaban todos “aceitados” que importaba facturar más, nadie revisaba si las facturas de más eran buenas o malas y no les interesaba saber por qué estaban cobrando el doble. Todo esto es indignante y nauseabundo para la sociedad peruana, verlo y aceptarlo”, repudió.

De otro lado, señaló que el gobierno lejos de allanar las oficinas de Odebrecht, y de dictar impedimento de salida del país de los representantes de Odebrecht, está anunciando alegremente que la constructora brasileña ha vendido su participación a un fondo canadiense, que al final es parte de un fondo canadiense-brasileño, es decir, donde está Odebrecht de todas maneras.

“Están dándole una salida airosa a una compañía tramposa y eso el Estado no lo puede hacer y sabiendo que esa obra (Gasoducto del Sur) está costando tres veces más de lo presupuestado –y no es casualidad- además tiene origen escabroso, corrupto; es una obra que ha sido entregada de manera corrupta con precios sobrevalorados, el gobierno tiene que anularla, no puede permitir que continúe, porque hace poco el gobierno se ha endeudado con mil millones de dólares. La pregunta es ¿para qué? ¿Para pagarle a Odebrecht esa obra que está sobrevalorada? Es decir ¿nos endeudamos para pagar obras corruptas? Eso es inaceptable”, puntualizó.

“Si bien es cierto que el caso Odebrecht es materia de investigación de manera reservada, al menos la Fiscalía podría haber informado algún avance al respecto”, refirió.

Entre las empresas constructoras brasileñas que se encontrarían implicadas en el pago de sobornos a funcionarios peruanos se encuentran Queiroz Galvao, Andrade Gutiérrez, Camargo Correa y Galvao Engenharia

“Diálogo Nacional”

Para el congresista Víctor Andrés García Belaúnde, la idea de dialogar con todas las fuerzas políticas es buena, sin embargo, las críticas del propio presidente Pedro Pablo Kuczynski, son exageradas y no están acorde con lo que él mismo ha comentado sobre el diálogo sostenido días atrás con la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, lo cual refleja una incoherencia, sostuvo.

“Llama la atención que haya a veces algunas críticas – no al diálogo- sino, a uno de los dialogantes o a un sector de los dialogantes, cuando ha sido promovido por él mismo”, puntualizó.