FUNCIONARIOS DE LA GESTIÓN DE MANUEL TORRES, SE HABRÍAN APROVECHADO DEL CARGO PARA BENEFICIARSE NEGOCIANDO ENTRE PROVEEDORES Y CENTROS DE CONCILIACIÓN.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Diario El Cumbe 

Antero Martínez Huamán, actual procurador de la municipalidad provincial de San Ignacio, durante el lapso de su exposición, dio a conocer el estado en que se han encontrado diversos documentos legales en que el responsable habría omitido funciones desde dicha oficina, además que se ha encontrado evidencias de cómo se conciliaba con los ex proveedores, para cancelarles sus deudas y que se hacía presuntamente con el centro de conciliaciones Mirasol que según informaciones extraoficiales sería del ex procurador municipal de la gestión saliente.

Asimismo, se ha determinado que existe un arbitraje al SIGRES, debido a un supuesto mejoramiento por el concepto de 76 mil soles; sin embargo, el arbitraje se hace por 242 mil soles, cosa que este nuevo gobierno local ya ha presentado la nulidad de dichas conciliaciones.

Por otro lado, Antero Martínez, informó sobre la permanencia de 10 trabajadores dejados por Manuel Torres, que han sido repuestos vía medida cautelar, señalando que ya han formulado los recursos de nulidad, mostrando su extrañeza que el poder judicial haya emitido la medida cautelar en tiempo récord, el regidor Nerio Efio, pidió que se hagan las investigaciones de qué manera se han dado resoluciones de permanencia ya que se sabe extraoficialmente que para la emisión de estos, se habrían cometido actos de corrupción o presuntos arreglos bajo la mesa.

El nuevo procurador, dijo, que ya se han denunciado a algunos trabajadores que han omitido actos funcionales y que seguramente ya estarán siendo citados para sus investigaciones