En Vivo

FRENTE REGIONAL LIDERARÁ LUCHA CONTRA LA ANEMIA EN LA PROVINCIA DE CAJAMARCA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Candidato de esta agrupación política, Andrés Villar Narro, saludó también la reciente adjudicación de la buena del proyecto minero Michiquillay (provincia de Cajamarca), al indicar que se trata de un emprendimiento que prioriza la responsabilidad social, y la participación directa de la población local involucrada.

RCR, 27 de septiembre 2018 .-  La municipalidad provincial de Cajamarca bajo la administración del Frente Regional liderará la lucha contra la anemia y la desnutrición infantil, en una sinergia con las demás instituciones relacionadas e involucradas en este objetivo, adelantó el candidato de esta agrupación política, Andrés Villar Narro.

“Sí, efectivamente. Estamos convencidos de que necesitamos generar sinergias con las distintas instituciones del Estado para abordar esta realidad y aprender de experiencias exitosas. Creemos que el primer factor para luchar contra la anemia, en Cajamarca, tiene que ver con garantizar agua de calidad. Y eso significa comenzar a trabajar directamente con las juntas administradoras de agua y saneamiento”, subrayó.

En ese sentido, destacó la experiencia exitosa del distrito de Namora, en la que se consiguió llegar a un nivel del 90 % de agua de calidad, la misma que -anotó- buscará replicar en los demás once distritos de la provincia.

“Aquí, en la provincia de Cajamarca, tenemos un indicador todavía más difícil que establece que el 26 % de nuestros niños sufre de anemia. Significa que de cada cuatro niños cajamarquinos, uno sufre de anemia y está truncado en su proceso de desarrollo, Esa realidad nos obliga a mostrar una propuesta de cambio”, enfatizó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Villar saludó también la reciente adjudicación de la buena del proyecto minero Michiquillay (provincia de Cajamarca), al indicar que se trata de un emprendimiento que prioriza la responsabilidad social, y la participación directa de la población local involucrada.

“Hay ahora nuevas experiencias como la del proyecto Michiquillay, en la que su comunidad participa directamente de las conversaciones y ha logrado un contrato que le da beneficios, al ser parte de la inversión que se va a desencadenar”, apuntó.

En ese contexto, destacó que Michiquillay, a partir del fondo social (a su favor) cuenta con un presupuesto de 380 millones dólares, directamente para (beneficio de) la población. Ello le permite invertir en educación de los propios comuneros y desarrollar varios proyectos en la mejora de la calidad de vida de estos, en base a los nuevos contratos suscritos con las empresas mineras.

“Desafortunadamente, en Cajamarca el tema de la minería ha sido utilizado políticamente por la autoridad regional. Y le ha dado muchos resultados: votos, periodos consecutivos, demostrando una posición adversa. Pero la gran minería, que es la que está presente en Cajamarca, no es competencia de los gobiernos locales”, anotó.

En todo caso, consideró que este tipo de inversiones se tiene que desarrollar en armonía con la naturaleza y con los intereses de la población.

En cuanto a sus propuestas para la provincia de Cajamarca, Villar señaló que incluye un programa de reactivación del agro y la ganadería que se relaciona en base a tres componentes: 1- almacenamiento de agua, a partir de presas, represas, micro represas y reservorios.

Asimismo, 2- Infraestructura de riego, para llevar el agua almacenada a las chacras, donde hay que producir; y un tercer componente relacionado con la implementación de productos que sean rentables y estables, tanto en el mercado local, nacional e internacional.

“Para ello, nosotros planteamos captar recursos del programa ´Sierra Sur´, del ministerio de Agricultura; del programa ‘Fábricas de agua´, del ministerio del Ambiente; participar de fondos concursables, como ´Fondo Empleo´, en alianzas estratégicas con organizaciones sin fines de lucro; utilizar la normatividad actual para generar proyectos vinculados al desarrollo de la agricultura y la ganadería, para ayudar a esa población económicamente activa que es mayoritaria en la provincia”, detalló.

El postulante por el Frente Regional advirtió además que la ciudad de Cajamarca se encuentra en un contexto más que difícil, en el que cinco de diez cajamarquinos son pobres, y dos solamente tienen para una comida al día.

“Esta situación se refleja también en que somos el último departamento en el índice de competitividad. Y eso básicamente está referido a que los gobiernos locales no han sabido generar un entorno favorable para que haya empleo, en Cajamarca”, puntualizó.

Escuchar entrevista…