En Vivo

FRACASA CONVOCATORIA  CONTRA MINERÍA FORMAL EN AYAVIRI

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 01 de abril 2019.-  Una raleada “movilización”, en la que participaron menos de cincuenta  personas, realizó el pasado sábado, en la ciudad de Ayaviri, el denominado Frente de Defensa de los Recursos Naturales y Medio Ambiente de Puno, en demanda de una supuesta protección del medio ambiente y en contra de la actividad minera formal en la región.   

Una de las plataformas de la protesta incluyó la problemática socio ambiental de la cuenca del Llallimayo, en la provincia de Melgar, relacionada con el proceso de la descontaminación en dicha área y el reinicio de una nueva Mesa de Diálogo. Esta actividad ha sido calificada como un intento más de interferir en el proceso de diálogo para la descontaminación de la citada zona en donde prevalecen intereses particulares.  

La plaza Alfonso Ugarte de Ayaviri, según señala el portal Altiplano.com, fue escenario de esta convocatoria en la que el tema socio ambiental es nuevamente explotado con intereses políticos y en la que la municipalidad provincial de Melgar dio facilidades y apoyo logístico, contraviniendo la norma que prohíbe el uso de recursos públicos en actividades privadas o que no estén reguladas como actos institucionales o sectoriales. 

El referido Frente de Defensa de los Recursos Naturales y Medio Ambiente de Puno es presidido por Roberto Cori Tacca, quien pertenece a un sector anti minero que opera en el distrito de Nuñoa (provincia de Melgar), quien, al igual que otros dirigentes, según Altiplano.com, utiliza el tema ambiental o la defensa de derechos comunales con fines proselitistas.

Este fallido evento contó también con la participación de Edwar Quiroga Vargas, director del grupo islámico chiíta iraní Inkarri Islam, quien en los últimos días se desplazó por el corredor minero de Las Bambas (Apurímac) y tuvo activa intervención en las violentas movilizaciones contra el proyecto Tía María (Arequipa).

Su discurso es ultra radical y su mensaje central es el fomento de la violencia como vía de solución de los problemas sociales, particularmente en áreas de inversión minera. Otra de las pautas que marcan sus mensajes son sus expresiones xenófobas y su proclividad a la confrontación radical. Mantiene vínculos muy cercanos con el líder etnocacerista, Antauro Humala.

Según el portal Altiplano.com, lo que pretenden los organizadores de ese tipo de acciones, a los que califica de “agitadores y oportunistas políticos”, es promover “violencia en la ciudad de Ayaviri” como lo han venido haciendo en otros lugares por donde se desplazan. “Aparentemente son líderes de la macro región sur, con la fachada de Tawantinsuyanos y con espíritu político etnocacerista”, pero en la práctica son dirigentes de izquierda que buscan posicionarse políticamente con miras a futuras candidaturas, señala el mencionado portal.

En el pequeño grupo que concurrió a la convocatoria del sábado pasado en la plaza Alfonso Ugarte de Ayaviri, se pudo apreciar, además a Pablo Salas Charca, catalogado como eterno dirigente de la Confederación de Comunidades Afectadas por la Minería (Conacami), cuyo cargo utilizó como caballito de batalla para ser candidato.

Igualmente, estaba Patricio Illacutipa Illacutipauno de los responsables del “aymarazo” en contra del proyecto minero Santa Ana, en el distrito de Huacullani, en la provincia de Chucuito, región Puno, cuyo mayor “logro” fue obligar al Estado pagar con plata de todos los peruanos, no la financiación de las demandas sociales ni beneficios para las comunidades, sino a favor de la empresa Bear Creek por S/. 103 millones de soles. Sin embargo, insisten en inducir a la población a cometer nuevamente ese tipo de errores sin importarles sus necesidades y la extrema pobreza en que viven, con tal de conseguir sus objetivos particulares.