FEDERACIÓN MÉDICA ADVIERTE QUE PIURA NO ESTÁ PREPARADA PARA AFRONTAR UNA SEGUNDA OLA DE CONTAGIOS POR COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR , 11 de Diciembre 2020 .- Arnaldo Vite Quiroga, presidente de la sección Piura de la Federación Médica Peruana, advirtió que Piura no está preparada para afrontar una segunda ola de contagios por COVID-19. Precisó que en la región no hay hospitales, ni camas UCI, ni el personal de salud suficientes para atender a pacientes graves. También indicó que no hay pruebas suficientes como para establecer una detección temprana de la enfermedad en la población, ordenar el aislamiento de los infectados y realizar el seguimiento de contactos, para frenar el avance de la pandemia.

“Piura no está preparada, pero no solo en poder solucionar la atención en los establecimientos de segundo o de tercer nivel. En el tercero el único que tiene capacidad es el Cayetano Heredia, pero el Minsa solo tiene hospitales de segundo nivel. En la región se ha equivocado la lucha contra la pandemia y más aun en esta segunda ola, donde ya hemos debido de aprender. Hemos estado en un proceso donde no se ha aprendido absolutamente nada. Nos preocupa la incapacidad de los funcionarios y las autoridades”, dijo.

“Ayer hemos estado en los exteriores del Hospital Santa Rosa, donde se están atendido a los pacientes en carpas, carpas que se están llenando de pacientes, carpas en las cuales los familiares indican que ese es un trato indigno. En estos días ha habido lluvias y filtraciones. En el mediodía el calor es insoportable. En camas hospitalarias, en las 500 que tuvieron dificultades para entregarlas, estamos en déficit”, declaró a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Afirmó que “en esta segunda ola las disposiciones del Ministerio de Salud y de todos los equipos que trabajan con esta pandemia, de todos los especialistas, de todos los expertos, el trabajo es en el primer nivel de atención”. “Pero acá el primer nivel de atención se ha quedado desprotegido, no hay personal de salud. Al personal de salud que se le debió haber renovado contrato, no se le renovó contrato bajo la excusa de que no había presupuesto”, agregó.

“En los hospitales, si bien es cierto hay un incremento en las pruebas de laboratorio que son positivos, ese porcentaje es mucho mayor que la atención en las camas hospitalarias, en los establecimientos va más o menos el 30% o 40% de incremento en el uso. En lo que es unidades de cuidados Intensivos, estando ya colapsadas, en estos momentos, ya tenemos pacientes en lista de espera para brindar atención. Si se desocupa una unidad de cuidados intensivos, inmediatamente se está cubriendo”, aseveró.

Presupuesto no es suficiente

“No entendemos como este año el incremento es nada más que de 1,200 millones de soles, como si no hubiera pasado ninguna pandemia. Todos los años en Piura, el presupuesto solo alcanzaba anteriormente hasta octubre y en estos últimos años hasta agosto. En este año, este presupuesto para Piura, en mayo ya no teníamos presupuesto, se ha tratado de sobrevivir con presupuestos adicionales de la pandemia y del gobierno regional”, remarcó.

Expresó que “esto es responsabilidad de todos, responsabilidad del gobierno central, de no poder advertir que había algunas zonas que estaban en una situación en las cuales no se podía haber una reactivación total de la economía”. “Si bien es cierto el gobierno central dio indicaciones, que también eran potestad de los gobiernos regionales, de poder evaluar, desgraciadamente en el gobierno regional recién en esta semana se está haciendo el estudio de seroprevalencia. Necesitamos ese estudio de seroprevalencia”, apuntó.

“Ese estudio de seroprevalencia nos va a indicar cuanto es el porcentaje de la población que aun no se ha contagiado. Ahorita no se trata tampoco de a cuantos pacientes voy a tratar, se trata también de identificar a que porcentaje de la población tengo que proteger. Es muy probable que a lo mucho vamos a tener que proteger al 50% de la población”, precisó.

“Tenemos que tener presentes que antes de la pandemia ya hemos tenido déficit de camas. Las recomendaciones de la OMS indican que es necesario tener 10 camas por 100 mil habitantes. En el Perú tenemos tres camas, en Piura tenemos 0.3 camas por 10 mil habitantes antes de la pandemia. Cuando nos indicaban que se venían 500 camas para Piura por esta pandemia no estábamos cubriendo ni siquiera la necesidad de antes de la pandemia y eso se ve todavía reflejado en esta situación”, manifestó.

“Hemos dejado de atender a pacientes hospitalizados por otras enfermedades, pacientes oncológicos que se han muerto en sus casas, pacientes con insuficiencia renal, que no podían acceder, pacientes con accidente cerebrovascular, por Dios, era un suplicio. Teníamos que atender a gestantes que tenían complicaciones y tenían que quedarse. Hasta para eso, hemos tenido dificultades. La gran preocupación es que Piura es la única región que no cuenta con un hospital de alta complejidad, para atender dignamente a nuestros pacientes”, declaró.

Remarcó que “no hay pruebas”. “Ahora nos indican que sí hay pruebas, pero que solamente se van a usar en el hospital Santa Rosa y como vamos a poder detectar un caso en la comunidad, como vamos a obligar al paciente que se aísle y como vamos a hacer un seguimiento de sus contactos. Espero que los equipos que han venido ayer a trabajar con las autoridades de Piura enmienden toda esta planificación. Necesitamos que el primer nivel de atención sea atendido”, enfatizó.

La situación en Ayabaca es grave

Mencionó que “si vamos a hablar de Ayabaca es triste la realidad, es peor la situación”. “También Sechura y Morropón, donde la situación es crítica. Aquí en Piura, a medio kilómetro del hospital Santa Rosa y a tres kilómetros de la Dirección de Salud, el centro de salud Consuelo de Velasco, donde mínimo debería haber cinco médicos para atender en forma normal y con la pandemia debería haber sido potenciado y con toda la enfermedad llegó a atender a solo cuatro médicos y esos cuatro médicos atendían pacientes COVID y no COVID y aún continúan así”, dijo.

“Ayabaca es una provincia que tiene más de 150 mil habitantes y para esta provincia la Dirección de Salud tiene asignado 11 médicos, la gran mayoría serumistas y los demás por contrato. Hay un médico para atender a más de 13 mil habitantes, cuando la recomendación de la OMS es que haya un médico para 300. Piura además de no tener camas hospitalarias, además de no tener hospitales con la resolución que Piura necesita, además de no tener médicos, hay una gran brecha de recursos humanos, también tenemos la brecha de los presupuestos”, precisó.

“Además, quiero indicar decisiones irresponsables de algunos funcionarios que vamos a tener que decir con nombre propio, porque esto no puede volver a suceder. El director y el subdirector del Hospital Santa Rosa tomaron medidas de represalia contra algunos médicos nombrados, porque salían a reclamar que necesitábamos de más camas UCI”, denunció.

“Por salir a decir a la prensa que necesitábamos áreas diferenciadas, porque si no vamos a ser una fuente de contagio, por salir a reclamar les han negado el destaque a médicos especialistas con más de 15 años laborando en el hospital Santa Rosa. El único cirujano plástico que tenemos en Piura, que se encarga de los pacientes quemados. Ahora nuestros pacientes van a tener que ser derivados, porque ya no hay cirujano plástico en el hospital Santa Rosa”, recalcó.

Observó que “en Piura solo hay un laboratorio, que nos indicaban que iban a procesar 30 pruebas diarias”. “Hoy nos dicen que se han potenciado, pero lo dudo, que ya estaban procesando 100 pruebas, pero aún así es insuficiente. En la primera ola enviaron dos mil pruebas, pero a la semana ya no había pruebas moleculares ni serológicas. Ahora estamos trabajando bajo criterio clínico”, puntualizó.

“Los médicos si estamos en capacidad de trabajar en estas circunstancias, pero los resultados no son los mismos, porque si a un paciente con síntomas leves se le dice que está contagiado y se aísle, el paciente va a pedir que se lo demuestre para aislarse. Acá hay gente que esta diciendo que esto es una versión de las autoridades para no salir a la calle. Si no tenemos las pruebas, el piurano va a seguir en la calle, va a seguir contagiando, no se va a aislar. El trabajo tiene que ser integral, con priorización en el primer nivel”, destacó.

“Ojalá que la ministra entienda que los médicos estamos en primera línea, no somos héroes, pero desde aquí le invoco, porque ayer hemos recibido la notificación de nuestra directiva nacional, en la cual se niega a dialogar. Esa actitud no le hace bien, no solo al personal de salud, sino a la población. Me conmueve que una primera autoridad de salud no quiera dialogar con su personal de salud. En Piura tenemos la esperanza de que los médicos sigamos laborando, aunque el gobernador que también es médico no nos atienda”, subrayó.

Ver entrevista…