EXTIRPAN 19 TUMORES A JOVEN AYACUCHANA EN EL HOSPITAL LOAYZA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Salud 

Protuberancias alojadas en las mamas de la paciente fueron retiradas con éxito, mejorando así su calidad de vida.

En una delicada y notable intervención quirúrgica, médicos del Hospital Nacional Arzobispo Loayza del Ministerio de Salud (Minsa) lograron extirpar 19 tumores que se encontraban alojados en las mamas de una joven ayacuchana, situación que le impedía trabajar, además de afectarla emocionalmente.

Luego de ser evaluada en otros establecimientos de salud, la paciente llegó al Hospital Nacional Arzobispo Loayza, donde refirió que culminaba la carrera de Administración cuando empezó a notar un crecimiento anormal en su mama derecha, preocupación que se intensificó cuando notó una nueva protuberancia en la izquierda.

El crecimiento era constante, especialmente de la mama derecha que llegó hasta la cintura, lo que le generaba dolores en la espalda, cuello y abdomen dado el peso. Además, presentaba mayor temperatura de lo normal.

Tras la evaluación a cargo del servicio de Oncología Ginecológica, así como de Cirugía Plástica, Quemados y Reconstructiva se determinó que el problema que aquejaba a la paciente se trataba de tumores filodes, que se caracterizan por multiplicarse siguiendo un patrón. Requería ser operada de forma conjunta para proceder al retiro de las protuberancias y a la reconstrucción de las mamas.

El equipo médico realizó todas las gestiones para la cirugía y esperaron el momento oportuno para que la paciente pudiera venir de Ayacucho a Lima a operarse, lo cual se hizo el posible el 21 de octubre dadas las restricciones de movilización que se adoptaron por la pandemia por COVID-19.

El doctor Carlos Urrutia, ginecólogo oncólogo del Hospital Loayza, explicó que durante la cirugía se extrajeron 15 tumores de la mama derecha, el más grande de 20 cm, mientras que de la mama izquierda retiraron 4 tumores, siendo el más grande de 8 cm. Agregó que los tumores Phyllodes tienen probabilidades de reaparecer, a pesar que se hayan extraído totalmente, por ello la paciente pasará a vigilancia permanente.

La segunda parte de la cirugía fue la reconstrucción de la mama. Al respecto el doctor Juan Ludeña, jefe del servicio de Cirugía Plástica, Quemados y Reconstructiva, precisó que durante la intervención se realizó el levantamiento de ambas mamas y se aprovechó el tejido para reducirlas a un tamaño aceptable, eliminando el exceso de volumen que le generaba dolor a la paciente y de esta forma mejorar su calidad de vida y contribuir a su recuperación.

Tras la cirugía, la paciente dijo sentirse feliz por haber superado su problema de salud, retornó a Ayacucho para retomar su vida cotidiana y continúa con sus controles mensuales. Agradeció a los médicos de Oncología Ginecológica y de Cirugía Plástica, Quemados y Reconstructiva por toda la atención recibida.