EXJEFE DEL INS CRITICA A MINISTRA MAZZETTI POR NO PREVER INMINENTE REBROTE DEL COVID EN EL PAIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 18 de enero de 2021.- Ernesto Bustamante, exjefe del Instituto Nacional de Salud (INS), sostuvo que la ministra de Salud Pilar Mazzetti ha demostrado una falta de visión para controlar el rebrote y la segunda ola de COVID-19. También dijo que las autoridades electorales o el Ministerio de Salud deberían establecer las medidas de bioseguridad que los candidatos presidenciales o congresales deben tomar en cuenta en la campaña electoral.   

“Qué pena que el Ministerio de Salud se dé cuenta, faltando una semana, que llegamos al pico del 2020. Y eso es porque están contando muertos y no contando pruebas. La incertidumbre es producto de la desorganización que tienen en el ministerio, la situación es bien clara, yo no veo nada incierto. Al contrario, hay una elevación increíblemente rápida de casos infectados nuevos, que hay una elevación de necesidad de camas UCI, de respiradores, necesidad que no está siendo satisfecha y por tanto una inminente crisis mayor en el sistema de salud peruano”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Se habló oficialmente de parte del Ministerio de Salud de la existencia de la segunda ola en el Perú, pero la segunda ola está hace dos meses en el Perú y eso es algo que se inició desde mediados de noviembre y ahora estamos ya en una franca elevación. El Ministerio de Salud identifica la visión de las olas contando muertos, o sea mira la parte final del proceso. Lo que se debe hacer es identificar las subidas o bajadas de las olas o rebrotes contando los infectados, que es la parte inicial del proceso y eso no se está haciendo y analizando”, manifestó.

“La data la tenía el INS que son las pruebas moleculares, porque se publica por razones políticas una mezcla de 75% de pruebas rápidas y el resto de moleculares constituidas por las PCR clásicas como las nuevas pruebas antigénicas, pero esa mezcla no da un resultado que muestre lo que sería una segunda ola. Si solo analizamos las moleculares, que son las que identifican tempranamente a los infectados, sí se observa desde hace mucho tiempo ya que estábamos en plan subida, ahora ya es dramático, ahora ya es innegable”, señaló.

 “Aquí se tiene que ordenar la casa. La gente está relajada, especialmente la juventud, no toda, pero hay un importante porcentaje de la juventud que ya se hartó del confinamiento, hay que poner medidas de contención muy duras. Yo no lo haría a nivel general ni por 100 días, pero sí tenemos que hacer cuarentenas focalizadas, medidas geográficamente fluidas en el tiempo. Por ejemplo, podemos hacer una cuarentena en Nuevo Chimbote y a los diez días movemos la cuarentena a Chimbote o a Barranca. El hecho es que no se puede cerrar el país totalmente, porque vamos a malograr peor la economía del país”, apuntó.

“Es un balance muy fino el que hay que realizar, pero la prioridad tiene que estar en lo sanitario, porque no se puede tener una economía reconstruida en medio de una guerra. Si nos están cayendo bombas, que cosa hacemos construyendo, hay que evitar que nos caigan más bombas, hay que atacar a quien nos está bombardeando, la guerra termina con la reconstrucción. Hay que tomar medidas de mitigación y de contención efectivas”, añadió.

Medidas de bioseguridad en la campaña electoral

Enfatizó que Fuerza Popular voluntariamente ha tomado medidas de bioseguridad en las campañas electorales presenciales. “Esperamos que los demás partidos lo hagan de manera voluntaria o que el Jurado Nacional de Elecciones , la ONPE o el Ministerio de Salud directamente pongan las medidas como normas para que sean cumplidas para evitar más contagios, para evitar la saturación del sistema hospitalario y en consecuencia más muertos. Es muy grave la situación”, precisó.

Respecto a la ley que permite a las empresas privadas importar y comercializar las vacunas contra el COVID-19, opinó que “lo que ha hecho el gobierno es establecer las reglas de obtención de recursos sanitarios para las vacunas”. “Lo que deben hacer es cambiar la ley si quieren evitar que los privados puedan importar. Las empresas fabricantes están vendiéndole a compañías y cadenas de farmacias de los países desarrollado y Estados Unidos. Para eso no se debe poner traba, debe haber mercado libre, lo que no se puede hacer es que el Estado deje de proveer vacuna gratuita a la población”, declaró.

“No se puede impedir que iglesias, asociaciones, clubes, sindicatos, empresas o individuos puedan decidir ponerse la vacuna directamente. Al final eso va a aliviar el trabajo del Estado, porque va a haber menos gasto de parte del Estado y menos esfuerzo logístico. El Estado se va a ahorrar miles de vacunas y millones de soles en gasto logístico. Es un error pensar populistamente que esto es un negocio, más bien es un negocio permitir que la gente muera por no gastar en vacunas”, agregó.

Ver entrevista….