EXIGIMOS A OPERADORES DE JUSTICIA ATENDER ADECUADAMENTE CASOS DE VIOLENCIA EN CAJAMARCA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Defensoría del Pueblo 

Se ha identificado deficiencias de las autoridades para recibir denuncias, demoras en la emisión de medidas de protección y feminicidios no son tipificados como tales.

Tras los últimos casos de violencia contra la mujer ocurridos en Cajamarca, la Defensoría del Pueblo exige a las instituciones responsables de impartir la justicia, Policía Nacional, Ministerio Público y Poder Judicial actuar de manera diligente en su atención y prevenir desenlaces fatales tal como ocurrió el último fin de semana en la provincia de Chota.

La adjunta para los Derechos de la Mujer, Eliana Revollar Añaños, explicó sobre este caso, que se identificó que la Comisaría Sectorial PNP Chota, incumplió lo que establece la Ley n.° 30364, al remitir la denuncia interpuesta por V.Q.D por violencia física, siete días después de los hechos, cuando la norma indica que se tiene que remitir de manera simultánea a la Fiscalía Penal y al Juzgado de Familia dentro de las 24 horas.

Asimismo, no prestaron las garantías a la víctima para que acuda al Centro Emergencia Mujer (CEM) debido a que entregaron el oficio para que ella de manera personal, presente el referido documento, corriendo el riesgo que no lo haga o que el agresor pueda interceptarla en el trayecto. Además, existió un deficiente llenado de la ficha de valoración de riesgo que trajo como consecuencia que se califique el caso como riesgo moderado y no como severo, a pesar que existían amenazas de muerte.

Resulta aún más indignante, que el Juzgado de Familia, recién notificó el 15 de julio de 2019 las medidas de protección cuando la víctima tenía tres días de fallecida.

Lamentablemente este no es el único caso de mala atención, días atrás se identificó que en la Comisaría PNP Jesús la denuncia de una víctima de violencia sexual, física y psicológica por parte de su expareja no fue registrada en el Sistema de Denuncias Policiales (Sidpol) ni tampoco fue remitida dentro de las 24 horas al Juzgado de Familia para que se dicten las medidas de protección correspondientes.

En tanto, en el Juzgado de Familia de Turno no recibieron la denuncia y derivaron a la víctima a la comisaría, pese a tener la obligación de atenderla y derivarla a la Fiscalía Penal o Mixta de turno para que actúe conforme a sus atribuciones, sin perjuicio de que continúe con la tramitación de las medidas de protección.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Cajamarca ha advertido, además, que el Ministerio Público no estaría tipificando adecuadamente los casos de feminicidio tal como ocurrió en el caso de Juanita Mendoza, fallecida en el 2018. Estas acciones traen como consecuencia que los feminicidas no reciban la pena que le corresponde.

Ante esta situación, se ha recomendado a la Policía Nacional iniciar el procedimiento administrativo disciplinario contra las y los efectivos policiales de la Comisaría Rural PNP de Jesús, a fin de determinar o deslindar la presunta comisión de faltas. A la Corte Superior de Justicia de Cajamarca, que los Juzgados de Familia, recepcionen las denuncias de violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar, disponiendo de un equipo multidisciplinario que brinden una atención integral a las víctimas.

Mientras que, al Ministerio Público se le insta a fortalecer las capacidades de los fiscales provinciales penales de Cajamarca, para que cumplan con el deber de dirigir las investigaciones, generar una mayor protección a las mujeres e integrantes del grupo familiar víctimas de violencia y tomar en consideración todas las pruebas para tipificar adecuadamente los casos de feminicidio.

“Situaciones como las detectadas, desalientan a las víctimas a denunciar. Necesitamos una justicia más diligente y comprometida en la lucha para erradicar la violencia contra la mujer”, precisó la representante de la Defensoría del Pueblo.