En Vivo

Ex ministro Ismael Benavides advierte que sequías afectarán crecimiento de la economía del país en el 2017

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Sostiene que este fenómeno climático causa estragos en el sector agrícola y podría generar una conflictividad social.

RCR, 1 de enero 2017.- La fuerte sequía que afecta al país ha empezado a causar estragos en el sector agrario que representa aproximadamente el 8% del Producto Bruto Interno (PBI) y ello va a tener un resultado bastante negativo para el crecimiento de la economía peruana para el presente año, así lo advirtió el ingeniero Ismael Benavides Ferreyros, ex ministro de Agricultura y de Economía.

En diálogo con RCR, Red de Comunicación Regional, dijo que la sequía afectará el abastecimiento de los alimentos, que se reflejará en precios más altos con una importante caída de la producción agrícola en el 2017 a causa del desabastecimiento de agua.

“Yo creo que la agricultura a nivel nacional está sufriendo fuertemente, vemos que el reservorio de Poechos (Piura) tiene apenas el 19% de capacidad de agua y de los veintiún reservorios que hay a nivel de la costa peruana, dieciocho de ellos están por debajo del 50%, eso nos dice claramente que la falta de lluvias ha generado esta grave situación”, comentó.

Sostuvo, que en su reciente viaje realizado al valle de Pisco, pudo comprobar la dura situación que viven los agricultores de la zona que han visto afectada sus cosechas de algodón y la producción de uvas por falta del recurso hídrico.

En ese sentido, el ex ministro de economía criticó al gobierno por la poca atención que ha tenido en este tema.

“Ha faltado una previsión del Estado tomar nota de la gravedad para realizar acciones muy rápidas, porque hay acciones de emergencia que se tienen que dar, desde apoyo alimentario hasta acciones de generar trabajo con pequeñas obras, pequeños reservorios; el Estado tienen que destinar una cantidad de recursos para paliar esta crisis”, precisó Ismael Benavides.

Dijo, que el caudal del Río Rímac se ha reducido considerablemente y que no se presentaba este fenómeno desde 1991, y que si continua con esa tendencia será una de las peores sequías en los últimos ochenta a cien años.

Igualmente, expresó su preocupación porque esta situación difícil que vive el sector agrícola puede llevar a que se produzca una conflictividad social.

“Solamente los productores de papa en las zonas altoandinas son aproximadamente tres millones y ellos a su vez tienen su familia, esta gente que están en los márgenes de la extrema pobreza van a estar sumamente afectados y eso puede generar una conflictividad social, por eso es importante que el gobierno tome nota de esta situación y actué rápidamente, aquí no hay tiempo que perder”, advirtió.

En ese sentido, comentó que las cifras que ha calculado el Banco Central de Reserva (BCR) como el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) indicando que el Perú crecerá en el orden de 4 a 5% “son exageradas y sobreoptimistas”, porque -dijo- no están considerando este impacto en la agricultura que puede tener un resultado bastante negativo para la economía.