En Vivo

Estado se compromete a reparar daños por derrames en Saramurillo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Lima, dic. 16. El Estado se comprometió a subsanar los daños causados por los derrames del Oleoducto Norperuano en la comunidad indígena de Saramurillo, ubicada en el distrito de Urarinas, región Loreto, informó el Ministerio de la Producción.

El ministro de la Producción, Bruno Giuffra, representante del Gobierno en la mesa de diálogo, resaltó la necesidad de un acercamiento con el pueblo indígena mediante el diálogo con el fin de entender la magnitud de los daños a la vida y al ecosistema de la comunidad.

Giuffra resaltó que la jornada de diálogo, que se desarrolló en la víspera, concluyó exitosamente al promediar las 23:30 horas, tras acordar cada uno de los puntos restantes que se habían incluido en la agenda.

Como uno de los asuntos principales del acuerdo, el Estado se compromete a entender y saber escuchar la dinámica de los pueblos indígenas. El ministro mencionó que “en la amazonia se ha tenido un olvido muy largo, y eso ha cambiado en este gobierno con el acercamiento, a través del diálogo, como medida para aproximarse al ciudadano”.

Sobre la agenda ambiental por los derrames de petróleo, refirió que la comunidad tenía pretensiones de tener una mayor participación con respecto al contrato con la empresa privada Pluspetrol.
Mencionó también que se va a tratar de hacer un seguimiento con respecto al tema del derrame para saber cómo ocurrió, para evitar así futuros errores cuyo gran impacto perjudica a la población, al entorno indígena y al ecosistema.

Consideró esencial medir la importancia de la cosmovisión de los miembros de la comunidad indígena, la cual mantiene a lo largo de los años un íntimo vínculo con la tierra.

“Hay que entender los aspectos relevantes para ellos, los cuales son más nítidos quizás para ellos que para nosotros con respecto al impacto que puede tener esto”.

Resaltó la extraordinaria calidad humana de un pueblo emprendedor que tiene una posición muy clara con respecto a sus necesidades y las posibles vías de solución.

Fuente: Andina