En Vivo

ESTADO NO HA TENIDO ESTRATEGIA DEFINIDA PARA ERRADICAR EL TERRORISMO EN LOS ÚLTIMOS CINCO GOBIERNOS AFIRMA EX INTEGRANTE DEL GEIN JOSE LUIS GIL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 12 de septiembre.  El Estado peruano no ha tenido, durante los últimos cinco gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski, y el actual de Martín Vizcarra, una estrategia definida y consistente que erradique el terrorismo senderista, advirtió el exintegrante del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) que capturó a la cúpula de Sendero Luminoso, José Luis Gil Becerra.

“Tampoco puedo decir que se ha hecho todo. No puedo asegurar de que el Estado, a través de los últimos cinco gobiernos, ha tenido una estrategia contra el terrorismo. Eso no lo puedo asegurar”, subrayó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Gil Becerra manifestó también que para erradicar el terrorismo de Sendero Luminoso faltan muchas cosas para hacer como, por ejemplo, el cambio de estrategia del gobierno en el VRAEM o que se penalice a las personas que se infiltran en muchas de las legítimas protestas sociales, entre otras acciones.

Sin embargo, reconoció que hoy existen algunos hechos objetivos que nos pueden orientar hacia un intento por frenar el terrorismo en el futuro, como la reciente sentencia del Poder Judicial por el caso Tarata contra Abimael Guzmán y su cúpula terrorista o las capturas que realiza la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), “que nos pueden dar una luz de que estamos en el camino”.

“Ya los tenemos identificados, claro. Y hay que seguirlos combatiendo, porque estas personas quieren crear el caos, quieren cambiar el sistema. Y la justificación es a través de los trabajadores, agitando el tema minero, energético, etc.  Y cuando comienzan las inversiones estratégicas en el país comienzan los violentistas moviendo a los trabajadores de las minas y diversas empresas. Hay que estar atentos”, enfatizó.

El experto en temas de seguridad estratégica recalcó igualmente a que más de un cuarto de siglo de ocurrida la captura de uno de los más grandes criminales de la historia del Perú, el senderismo no ha mostrado, ni mostrará voluntad alguna de enmienda o arrepentimiento.

“De ninguna manera. Ellos están exactamente igual que cuando comenzaron, en 1980. Están con el mismo pensamiento de tomar el poder por las armas. Pero que hoy están ´en tiempos de paz´. Quiere decir que los tiempos de guerra van a llegar cuando existan las condiciones. Es por eso que el país está notificado de que tiene que luchar contra esta organización, venga vestida de la forma que sea”, puntualizó.

En ese sentido, el analista en temas de terrorismo calificó de “fascinante” la operación del 12 de septiembre de 1992 que permitió la captura del cabecilla principal de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, al haberse logrado en un contexto extremadamente difícil.

“Fue una operación fascinante, por las características históricas, sociales, políticas y personales en las que se dio. Primero, porque no había recursos. Segundo, que estábamos en el gobierno de Alberto Fujimori y teníamos a un (Vladimiro) Montesinos husmeando. Teníamos a un Sendero Luminoso muy agresivo. Teníamos una metodología de trabajo muy antigua. Y resistencias internas para hacer el cambio”, detalló.