ESTADO NO DEBE AVALAR CRÉDITOS INDEBIDOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Uno

El programa Reactiva Perú ha beneficiado a importantes grupos económicos, investigados por corrupción y a solventes empresas que no detuvieron actividades durante la pandemia. Depende del Ejecutivo garantizar o no la impunidad en tiempos de crisis.

“Si los trabajadores asu­mimos el costo de la crisis económica con nuestra CTS y nuestros fondos de AFP, lo equitativo sería que las grandes empresas hagan lo mismo, echando mano de sus utilidades acumu­ladas en los últimos años. Pero resulta que para ellos el gobierno sí tiene miles de millones de soles en présta­mos mientras que para los más necesitados ni siquie­ra existe voluntad para un bono universal”, cuestionó en días pasados Gerónimo López, secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP).

MILLONARIOS QUE VIVEN DEL ESTADO

En efecto, el programa Reactiva Perú ha destacado no solo por concentrar miles de millones de soles en crédi­tos destinados a las grandes empresas, sino también por contar entre sus beneficia­rios a importantes grupos económicos, investigados por corrupción, mineras con pasivos ambientales y empresas sospechosas de defraudación tributaria.

Entre las empresas que forman parte de con­glomerados empresariales figuran nueve empresas del Grupo Intercorp, propiedad de quien es considerado el hombre más rico del Perú, Carlos Rodríguez Pastor. Además de recibir créditos en empresas ya favorecidas por su posición dominante en el mercado, como Quími­ca Suiza, parte del oligopolio farmacéutico de Intercorp, también fueron beneficiadas las empresas del grupo que se acogieron a la suspensión perfecta. Así, Nessus Hoteles Perú (Casa Andina) y Cineplex SA (Cineplanet) recibieron cada una S/10 millones.

Arca Continental Lindley, dueña de Inca Kola y subsidia­ria de la segunda embotella­dora más grande de Coca Cola en América Latina, es otra em­presa que logró adjudicarse S/ 10 millones en créditos a pesar de no haber paralizado sus actividades.

TAMBIÉN A MINERAS

La misma lógica de privile­giar a empresas con alta renta­bilidad y que no paralizaron sus actividades durante el Es­tado de Emergencia se observa en la asignación de créditos a mineras que incluso arrastran deudas por multas debido a pasivos ambientales.

De acuerdo a un informe de Wayka, un total de 249 empresas y personas naturales que declararon ante la Sunat dedicarse a la extracción de minerales recibieron del pro­grama Reactiva Perú un total de S/ 455 millones 110 mil 893, pese a que el Gobierno permi­tió mantener las operaciones del sector minero durante el Estado de Emergencia.

Varias de estas compañías mineras arrastran multas por infracciones ambientales y re­clamos sin resolver de pobla­ciones afectadas por metales pesados. Así, minera Volcan accedió a un préstamo de S/ 10 millones a pesar de mantener una deuda aproximada de S/ 102,257 (263.16 UIT) por multas impuestas por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), además de seis medidas administrativas de supervisión

ACUSADOS DE CORRUP­CIÓN TAMBIÉN COBRAN

En lo que el fiscal José Do­mingo Pérez calificó como “un escándalo”, varias empresas investigadas o vinculadas a investigados por graves de­litos de corrupción han sido beneficiadas por Reactiva Perú, pudiendo propiciarse el esce­nario en el que un eventual condenado por corrupción pague una indemnización al Estado con el propio dinero del Estado.

Entre las empresas inves­tigadas por el caso Lava Jato figuran Horacio Cánepa Abo­gados, que figura con un prés­tamo de S/ 32,496 soles a través del BCP, y Rebaza & Alcazar Abogados, con un préstamo de S/ 3’514,488 soles mediante el mismo banco.

Hay que recordar que Ho­racio Cánepa es investigado por el caso arbitrajes, don­de se investigan pagos para beneficiar a la constructora Odebrecht en arbitrajes contra el Estado peruano. En tanto, uno de los socios de Rebaza & Alcazar Abogados, José Zara­goza, fue detenido en el 2017 por sus vínculos con el caso de los presuntos sobornos al exgobernador del Cusco Jorge Acurio por la Vía Evitamiento de esa región.

Además, figuran como beneficiarios los estudios Lo­urdes Flores Nano Abogados E.I.R.L., con S/ 65,266 y Estudio Monroy Abogados S.C.R.L., con S/ 236,520. La excongresista y candidata presidencial, Lo­urdes Flores, es investigada por presuntos aportes de Odebrecht a sus campañas electorales, y Juan Monroy es investigado por el caso de la Carretera Interoceánica tramos 2, 3 y 4.

EJECUTIVO TIENE LA PALABRA

Consultado por La República acerca de los cuestionados créditos de Reactiva Perú, el primer ministro, Vicente Zeballos, refirió que “a través del Ministerio de Economía y Finanzas se está pidiendo explicaciones al sistema fi­nanciero y a Cofide, porque sería inconcebible que se en­cuentre créditos que hayan sido otorgados para pagar otros créditos obviamente a tasas más elevadas, o que se encuentren créditos cru­zados, es decir, que parten de un grupo económico y se cruzan con otro grupo económico”.

Zeballos recalcó que Reactiva Perú no fue hecho para impulsar, auspiciar o pagar despidos. “¿Es una contradicción? Por supues­to. Si por un lado alentamos la economía, el pago de las remuneraciones, por el otro no se puede despedir a los trabajadores”, cuestionó.

Sin embargo, el repre­sentante del Ejecutivo no fijó una posición clara so­bre las acciones que piensa tomar el gobierno para re­vertir las presuntas irregu­laridades advertidas desde hace semanas respecto a los créditos. “Estamos en pleno proceso del marco norma­tivo, no olvide que estamos en un período de excepcio­nalidad”, fue lo que apenas respondió ante la insistencia del periodista.